Archivo para junio, 2014

Critica de “Monster’s ball” (2001)

Posted in Cine, Críticas, Tráilers, Vídeos with tags , , , , , , , , , , on junio 27, 2014 by Vinny

 

LO MEJOR

 

1.- La iluminación.
2.- Halle Berry.
3.- Algunas piezas de la partitura son originales para ser una producción norteamericana.
4.- El eficaz uso de la elipsis.
5.- Heath Ledger.
6.- Peter Boyle.
7.- Sean Combs.
8.- La coreografía de la escena de sexo entre Leticia Musgrove (Berry) y Hank Grotowski (Thornton).
9.- El doblaje al castellano.

 

TÉRMINO MEDIO

 

1.- Billy Bob Thornton: Su trabajo no es de lo mejor de la cinta, pero es soportable.
2.- Coronji Calhoun (Tyrell Musgrove en la ficción) no hace gran cosa tampoco.

 

LO PEOR

 

1.- El enfoque de la cámara no está del todo bien empleado, porque no todos los fotogramas se ven nítidos.
2.- Quizás los primeros minutos dan una impresión de que la cinta va a ser más sórdida de lo que parece y, en verdad, a medida que avanza la narración, los elementos sórdidos van desapareciendo. Lo malo es que quien no aguante el comienzo de la película no lo sabrá porque habrá cambiado de cadena, y eso es triste…
3.- La primera media hora del metraje resulta bastante lenta.
4.- Por muy intimista que sea la partitura, le falta variedad para ser un trabajo redondo.
5.- Si hubiese durado media hora más, y se hubiese profundizado en las vidas de la madre y de la mujer de Hank, seguramente habría sido un producto más satisfactorio.

 

LA FRASE

 

Siempre he pensado que un retrato capta a la persona mejor que una fotografía. Se necesita a un ser humano para ver a otro ser humano.

Lawrence Musgrove (Sean Combs)

OPINIÓN PERSONAL

 

“Monster’s ball”: La película que Paul Verhoeven debió dirigir para garantizar su continuidad en los Estados Unidos

 

No me parece ninguna falacia porque, en el cine del artista holandés, existen una serie de características que tienen mucho en común con esta película, y son las siguientes:

 

1.- El protagonista es un anti-héroe o un personaje ambiguo. En esta ocasión se da el primer caso. De todas formas, a medida que avanza la trama de esta película, el personaje se redime como Douglas Quaid / Hauser en “Desafío total”.

2.- La protagonista femenina no es ninguna mujer florero: Será pobre e inculta, pero de tonta no tiene nada. Es inteligente, tiene dignidad, sabe lo que quiere y lucha por mantenerlo, aunque no consigue que sobreviva todo lo que ella persigue.

3.- Los ambientes sórdidos: A Paul siempre le ha gustado desarrollar sus tramas en lugares sucios, perturbadores y sombríos. Durante la primera media hora de “Monster’s ball”, los lugares más siniestros son un motel, la cárcel y la sala de ejecución de criminales, y lo son tanto que dan asco y perturban a partes iguales.

4.- Sexualidad entre los protagonistas: El sexo entre Leticia y Hank está justificada debido a las pérdidas familiares que sufrieron. En base a esas tragedias y al sexo, ambos se darán cuenta de que, por diferentes que sean, tienen mucho más en común de lo que ellos en principio habían sospechado. Se gustan, y disfrutan del sexo entre ellos. En el caso que nos toca, algunos planos de la primera escena de sexo rozan el voyeurismo, especialmente los rodados detrás de la verja de un balcón, siendo otra cualidad del cine de Verhoeven.

5.- El protagonista no es el único personaje sucio de la cinta: Algún personaje secundario también logra desagradar a los que le rodean y al público por la falta de condescendencia, educación, humanidad, humildad, empatía y estima de la vida humana. En esta ocasión, el caso más claro es Buck Grotowski, el padre de Hank, interpretado por el ya tristemente fallecido Peter Boyle. Este actor fue famoso por ser el monstruo de la comedia “El jovencito Frankenstein” de Mel Brooks, además de encarnar a Wizard en “Taxi driver” de Martin Scorsese.

6.- Finales que te atrapan: En manos del holandés habríamos visto un final del estilo de “Instinto básico”, es decir, que uno de los personajes principales sienta la tentación de arrebatarle la vida a otro. Los que visteis “Monster’s ball” y la cinta interpretada por Michael Douglas y Sharon Stone sabréis a lo que me refiero.

 

ACTUALIZACIÓN

7.- “Todos somos iguales ante la muerte“. Lo dijo el cineasta alguna vez, y en la obra de Foster se cumple esta afirmación. FUENTE: http://www.ojocritico.com/miradas/paul-verhoeven-el-polemico-holandes-errante/

 

Con la exposición de estas seis razones creo, personalmente, que ya está todo aclarado, y no tengo la más mínima duda: Si la obra de Marc Forster (director de “Descubriendo Nunca jamás”, “Más extraño que la ficción”, y “Guerra mundial Z” entre otras) ya es buena, estoy seguro de que en manos de Paul Verhoeven habría sido mejor todavía. ¡Ojalá que el director holandés la hubiese rodado! De haber sido así, no sólo habría seguido más tiempo trabajando en los Estados Unidos, sino que también habría madurado como cineasta y como artista, además de haber sorprendido a sus seguidores y a los extraños a su cine al ofrecer una trama más alejada de que lo había ofrecido en su carrera hasta ahora.

El problema es que Paul estaba más obsesionado en provocar e ir más allá que los demás en sus planteamientos, y ahí estuvo su error. Si quieres seguir haciendo películas y alguna resulta ser un fracaso, mejor rodar un producto más convencional para, después, seguir rodando alguna obra adelantada a su tiempo. Es decir, mejor encadenar éxito, éxito, éxito, fracaso, éxito, fracaso, éxito, fracaso, éxito… y así sucesivamente, que producir éxito, éxito, éxito, fracaso, fracaso, fracaso todo seguido en tierras norteamericanas.

Volviendo a la obra dirigida por Marc Forster, “Monster’s ball” es una más que convincente apología anti-racista y anti-xenófoba, cuya base reside en la idea de que seas de donde seas, tus costumbres y el color de tu piel, tú puedes tener muchas más cosas en común con personas muy diferentes a ti de las que tú en principio te habrías planteado. Por citar dos ejemplos: La idea de sufrir pérdidas de algún ser querido y nuestros problemas económicos. Son realidades que le puede ocurrir a cualquiera, y son hechos como esos los que nos acercan a los demás.

Y si a alguien que te hizo daño le viste que ya sufrió lo suficiente, perdónale, olvida sus faltas, debido a que el daño que te ha provocado ya se lo ha devuelto la vida.

 

NOTA: 7/10

 

La recomiendo sin ninguna duda. No se la pierdan. Merece bastante la pena.

 

LA PREGUNTA

 

¿Creéis vosotros que “Monster’s ball” habría salvado la carrera de Paul Verhoeven en USA si la hubiese rodado él?