Archivo para junio, 2018

¿En serio fue tan malo el trabajo que Joel Schumacher hizo con Batman? (Parte 1)

Posted in Acción, Cómic, Ciencia-ficción, Cine, Críticas, DC, Fantasía, Humor, Tráilers, Vídeos, Warner Bros. with tags , , , , , , , , , , , , , , , , on junio 28, 2018 by Vinny

Bat-señal

 

El año pasado se cumplieron 20 años del estreno de la película “Batman y Robin”, entrega que fue un auténtico fracaso. En el último artículo dedicado a la “Liga de la Justicia”, se dijo que los ejecutivos de Warner Bros. siguen sin aprender la lección que se supondría que deberían haber aprendido con el fracaso de sustituir a Tim Burton por Joel Schumacher para dirigir películas de Batman, y eso que, cuando “Liga de la Justicia” llegó a la pantalla grande, ya habían pasado veinte años desde que aquella obra arruinara la saga.

Pero antes de que el público viera la primera reunión de héroes de DC en las salas, aparecieron una serie de artículos relacionados con la última aventura del Caballero Oscuro y sus amigos durante los años 90. Cualquiera que haya echado un vistazo al artículo publicado en “Xataca”, en el que John Tones repasaba toda película y serie relacionada con Batman, se habrá hecho la siguiente pregunta: ¿En serio fue tan malo el trabajo que Joel Schumacher hizo con Batman?

 

1995 Todos los clientes de la invención de Nygma

Todos los clientes que compraron la invención de Edward Nygma, alias “El Enigma”.

 

Tras su lectura, todo el mundo se llevará una sorpresa: Tones reivindicaba el trabajo que Joel Schumacher, autor de cintas más que interesantes como “Jóvenes ocultos” y “El cliente”, hizo con el cruzado encapotado, y lo hizo entre otras razones por dos motivos:

 

1º.- Él consideraba que las escenas de lucha eran más convincentes que las que Tim Burton rodó en sus películas del murciélago.
2º.- Reivindicó a Val Kilmer por considerarlo mejor Bruce Wayne que Michael Keaton.

 

1995 Vuelven los planos holandeses

Vuelven los planos holandeses.

 

3º.- Tanto “Batman forever” como “Batman y Robin” fueron utilizados para homenajear a la serie de TV que en los años 60 protagonizaron Adam West y Burt Ward. Por lo tanto, los detalles tontos relacionados con los personajes no pretendían ser ofensivos, sino buscar la increíble inocencia que caracterizaba a los mismos en aquella serie. Además, hasta se rescataron los planos holandeses.

Incluso John Tones expuso en un post de “Blog de cine” varias razones por las que él reivindicó “Batman y Robin”.

Teniendo en cuenta las cintas firmadas por Mel Brooks -“La loca historia del mundo”, “Sillas de montar calientes”- y los hermanos Abrahams y David Zucker -“Aterriza como puedas”, y la trilogía “Agárralo como puedas”-, se analizará desde esta perspectiva el Batman de Kilmer y de Clooney.

 

Crítica de “Batman forever” (Joel Schumacher, 1995): El caballero oscuro de Val Kilmer

 

 

 

De regalo, dejo un fan tráiler montado por el youtuber Sam Ibrahim con música compuesta por Daft Punk para “Tron legacy”.

 

 

“Adivina esto, Fred. ¿Qué es todo para alguien y nada para todos los demás? Tu mente, guapo. ¡Ahora la mía funciona con el poder de la tuya! Estoy absorbiendo tu cociente intelectual. Aspirando tu corteza cerebral. Alimentándome de tu cerebro.”

Edward Nygma (Jim Carrey)

 

Aunque parezca mentira, las palabras de Nygma terminarán reflejando lo que uno sentirá tras ver esta tercera parte, puesto que el guionista Akiva Goldsman estropeó un guion que originalmente escribieron Lee Batchler y Janet Scott Batchler, los cuales eran los guionistas que Tim Burton contrató para dicha película.

¿Cómo arruinó el resultado? Convirtiendo el rol de Carrey en un personaje insoportable y desagradable -aunque en algunas ocasiones sus acciones sí tienen gracia-, y el Dos Caras de Tommy Lee Jones en un villano infantiloide que se vuelve estúpido en la segunda mitad de la película. En otras palabras: Sin villanos con una medida inteligencia este tipo de películas pierden su gracia, y mucho menos cuando las escenas graciosas a veces duran tanto que dejan de ser divertidas y, por lo tanto, terminan cabreándote.

 

1995 Las voces originales de Jim Carrey y Tommy Lee Jones son más soportables que las de sus dobladores

Las voces originales de Jim Carrey y Tommy Lee Jones son más soportables que las de sus dobladores.

 

Además, el maquillaje de estos actores es horrible. ¿Por qué la gente se quejó por la caracterización del Pingüino en “Batman vuelve”, si la del Dos Caras de Tommy Lee Jones es más desagradable todavía? Para colmo, el lado deformado de Harvey Dent es una pésima imitación del Joker de Jack Nicholson. Respecto a la de Carrey también llega a ser muchas veces un desastre, porque resulta excesivamente gay. Las viñetas recogieron mejores versiones de ambos villanos.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Val Kilmer como Bruce Wayne.

 

Por cierto, Val Kilmer es mejor Bruce Wayne que Michael Keaton, pero es peor Batman, porque el traje negro no le sienta nada bien, y su mirada no encaja con ese lado del personaje. Sin embargo, el nuevo traje que el actor viste durante el tercer acto de la cinta encaja mejor con el actor de “Top secret” y “Top gun”. Una lástima que no aparezca más tiempo con él en pantalla. De todas formas, la voz original de Kilmer para el caballero oscuro sí convence.

 

1995 Nicole Kidman

Nicole Kidman es Chase Meridian, la chica de Bruce Wayne en esta entrega.

 

También es triste ver cómo Nicole Kidman, excelente y bellísima actriz, tiene un rol reducido aquí a mujer florero. Según dicen los que leyeron la primera versión del guion, su personaje tenía mayor desarrollo, profundidad e interés.

Las primeras escenas de acción sí funcionan, aunque el montaje de las mismas tiene el problema de que algunos planos son tan cortos que no te enteras de lo que sucede -fallo que Christopher Nolan también cometió en “Batman begins”-. A medida que avanza la obra, las que suceden son cada vez más inocentes y tontas que la anterior. Las que sí funcionan son aquellas en las que el murciélago supera las trampas que encuentra en su camino.

Respecto a Chris O’Donnell resulta incomprensible que su actuación sea calificada como sosa. Cuando se visiona “Forever” sin doblar, se comprueba que él ofrece una de las pocas actuaciones salvables de la obra. Dentro de las reglas establecidas, su rol tiene algo más de profundidad que el resto de personajes. El único inconveniente era que O’Donnell era demasiado mayor para ser Robin. Chris debió haber interpretado en su lugar a Nightwing, que en los cómics era el rol que Dick Grayson, el primer Chico Maravilla, asumió cuando decidió separarse de Batman.

¿Por qué no se contrató a Brad Renfo para interpretar al compañero del justiciero? Este actor trabajó con Joel Schumacher en “El cliente”, emocionó y cayó bien al espectador, y podría haber sido un Robin perfecto.

Quienes entregan las mejores interpretaciones son Michael Gough con su Alfred Pennyworth, donde entrega su lado más simpático y cómico, y Pat Hingle como el Comisario Gordon, pero éste está terriblemente reducido a un rol excesivamente secundario.

El diseño de escenarios es excelente, pero su estética es arruinada muchas veces por el pésimo trabajo de iluminación psicodélica y fluorescente que invade los planos de la película. Esto acaba incluso estropeando el trabajo del director de fotografía Stephen Goldblatt, profesional que trabajó en obras más que estimables como “El príncipe de las mareas” y “Closer”.
FUENTE: http://www.allmovie.com/artist/stephen-goldblatt-p91889

Respecto a la música, hubiese sido más preferible la labor de Shirley Walker y la de Danny Elfman en lugar de la ofrecida por Elliot Goldenthal, puesto que el resultado final aquí resulta en ocasiones demasiado ruidosa y en otras más propia de dibujos animados.

Felicitaciones a H.R. Giger, el creador de la criatura xenomorfo de “Alien, el octavo pasajero” (Ridley Scott, 1978), por diseñar un Bat-móvil realmente espectacular. Dicho vehículo merecía estar en cualquiera de las dos anteriores entregas de esta saga.

El diseño de producción de los gadgets y de los trajes de los héroes también es más que digno. Lo peor son los bat-pezones del traje negro de Kilmer y de Chris O’Donnell, pero este detalle es una nimiedad. Sin embargo, el de los trajes de los villanos sí que es más grave, ya que vistos hoy la mayoría resultan demasiado horteras.

 

LO MEJOR

 

1º.- Val Kilmer es un buen Bruce Wayne, y el nuevo traje azul del Hombre Murciélago le sienta mejor que el negro.

 

1995 Chris O'Donnell como Dick Grayson-Robin

 

2º.- Chris O’Donnell como Dick Grayson/Robin.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

3º.- El Bat-móvil, la bat-lancha, y el bat-wing diseñados por H.R. Giger.

4º.- El diseño de escenarios.

5º.- Las escenas de acción de la primera mitad de la película, aunque el montaje de las mismas sea de vez en cuando un poco desastroso, porque no es fácil saber lo que se narra en los planos.

6º.- El diseño de los gadgets.

7º.- Las canciones del terreno pop-rock que componen la banda sonora de la obra.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

8º.- Michael Gough como Alfred Pennyworth.

 

EN TÉRMINO MEDIO

 

1º.- Nicole Kidman: Su personaje podría haber dado más de sí.

2º.- Pat Hingle como el comisario Gordon: es un profesional más que solvente, pero sale excesivamente poco.

 

LO PEOR

 

1º.- Las escenas graciosas a veces son tan largas que terminan cabreando más que ofrecer momentos hilarantes.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

2º.- El gran afectado de este problema es Jim Carrey, puesto que termina acabando con la paciencia del espectador. También se debería añadir que la estética excesivamente gay de las caracterizaciones de los personajes perjudica tanto a héroes como villanos.

 

3º.- La actuación de Tommy Lee Jones es demasiado infantiloide durante la segunda mitad del filme.

 

4º.- Si la intención era rescatar el espíritu de la serie “Batman” de los 60, ¿por qué Val Kilmer no hace alguna gracia de vez en cuando? Adam West entregó un justiciero fantasmón y socarrón y, sin embargo, funcionaba porque la serie en la que participó era más una parodia que algo serio. Teniendo en cuenta que Kilmer trabajó con los hermanos Zucker y Jim Abrahams en “Top secret”, es un delito que su papel no fuera serio y divertido a la vez.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

5º.- La mezcla entre el estilo psicodélico y el de Tim Burton resulta grotesco e indigesto.

 

6º.- El pésimo trabajo de iluminación destroza la estética de la película: El apartado artístico en este apartado es tan malo que en varias ocasiones hacen indigesto su visionado.

 

1995 El traje negro del murciélago no le sienta tan bien a Kilmer

El traje negro del murciélago no le sienta tan bien a Kilmer.

 

7º.- Val Kilmer no resulta creíble con el traje negro del murciélago.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Hubiese sido mejor que él llevase el otro durante más tiempo, el cual no tiene los pezones en el pecho.

 

1995 Qué hace una banda con esos instrumentos si suena música clásica

Si suena música clásica, ¿por qué aparece una banda tocando esos instrumentos?

 

7º.- La partitura de Elliot Goldenthal no alcanza la novedad y la asombrosa calidad de Danny Elfman y Shirley Walker.

 

8º.- Spice (Debi Mazar) y Sugar (Drew Barrymore) son personajes para mujeres florero: No aportan nada importante para el desarrollo de la trama.

 

9º.- Se nota demasiado que los responsables de la presente entrega y de la siguiente no vieron ninguna de las anteriores: Fue a partir de “Forever” que la saga se volvió demasiado infantil.

 

1995 A qué viene el plano del Bat-trasero

 

10º.- Los bat-pezones y el bat-trasero del traje negro del Caballero Oscuro y de Robin.

 

1995 Puede que Kilmer no sea un buen Batman, pero su voz para él es más que decente

 

11º.- El doblaje al castellano es más malo que matar a un padre: Hace más horrible la experiencia de ver la película. Como se dijo antes, las voces de Jim Carrey y Tommy Lee Jones son más soportables en versión original.

 

1995 Plano casi imperceptible cuando Batman dispara a un delincuente

Este plano, que es casi imperceptible durante el visionado de la cinta, tiene lugar cuando Batman dispara a un delincuente.

 

12º.- El montaje de algunas escenas de acción es bastante mejorable: Algunos planos duran tan poco que es imposible enterarse de lo que se pretende narrar en ellos.

 

1995 Una lástima que esta escena se acortó en VHS y DVD

Una lástima que esta escena se acortó en VHS y DVD. El Enigma terminaba propinándole una paliza al policía con su bastón. Recuerdo que, durante mi visionado de “Batman forever” en un cine en el año de su estreno, todo el público se rio con ésta en particular.

 

13º.- Existen algunas escenas divertidas que sólo existieron en la versión cinematográfica pero que, por desgracia, acabaron eliminadas de la versión doméstica. Muy mal por parte de Warner Brothers, porque esas eran las más graciosas de la película.

 

FALLO DE CONTINUIDAD

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

GAZAPOS

 

1995 Gazapo I - El malo no recibe el puñetazo de Batman y se cae

 

El malo no recibe el puñetazo de Batman y se cae.

 

1995 Gazapo II Este rostro de Robin haciendo un esfuerzo por salvar a Batman resulta muy gay

 

Este rostro de Robin haciendo un esfuerzo por salvar a Batman resulta muy gay.

Y EL FALLO MÁS GRAVE DE LA TERCERA ENTREGA

 

 

En el guion original ocurre que al recibir Bruce Wayne un disparo de la pistola de Dos Caras en la cabeza, el primero perdió parte de su memoria y olvida así que alguna vez fue el Cruzado Encapotado. Para que él lo recuerde, Alfred le conduce a la cueva que está debajo de la Bat-cueva. Cuando nuestro héroe se adentra en ella, se descubre que fue allí donde él cayó cuando era niño con el diario. Wayne encuentra el mismo en el suelo y lee algo revelador: En el último día que escribió, el pequeño Bruce aseguró que insistió a sus padres a ir al cine. El detalle revelador que le libera de la sensación de culpa es que él no quería ver “La marca del Zorro” en la pantalla grande, sino los dibujos animados. La idea de ver aquella película había sido de sus padres. “No es mi culpa” se dice a sí mismo tras leer aquello.

Es en ese momento cuando tiene una visión: un murciélago que se vuelve gigante y aterriza delante de él, pero éste no huye, le acaricia e imita su posición aterradora. Al salir de la cueva, el mayordomo le pregunta: “Maestro Bruce, ¿qué le ocurre?”. Wayne le contesta: “Soy Batman, Alfred. Soy Batman”.

Esto no parecía importante en principio, pero en realidad daba total sentido a las palabras que Batman le dirige a El Enigma al final de la película: “Pobre Edward. Debía salvarles a los dos. Veras, soy Bruce Wayne y también Batman, no porque tenga que serlos. Ahora es porque elijo serlos.”

Y es por eso que la tercera parte se llama “Batman forever” (“Batman para siempre”).

 

LA MEJOR FRASE DE LA PELÍCULA

“Broken wings mend in time. One day robin will fly again. I promise.”

“Las alas rotas se reparan con el tiempo. Un día el petirrojo volará de nuevo. Lo prometo.”

Alfred Pennyworth (Michael Gough)

 

CONCLUSIÓN

 

Después de repasar toda la saga del Hombre Murciélago de 1989-1997, se debería darle la razón a uno de los críticos de Blog de Cine: De todas las cuatro entregas que se rodaron en ese periodo, “Batman forever” es la más aburrida de todas. Muchas escenas cómicas dan más vergüenza que risa, ya que al ser estiradas como un chicle más de lo debido llegan a ser irritantes.

Respecto a Jim Carrey, cabría decir que hizo lo mismo que ofreció en “La máscara”, pero en ésta sus muecas y excentricidades sólo hacían acto de presencia cuando el protagonista se ponía la máscara azteca que le convertía en otra persona, y cualquiera que recuerde aquella película sabe que el actor no la llevaba tanto tiempo como nos esperábamos. Por eso en su momento los espectadores pensaron en su momento que aquel héroe debió haber aparecido más tiempo, porque aquel alter ego resultaba muy divertido.

Pero, tras revisar “Batman forever”, la gente terminó cambiando de opinión: Uno de los aciertos y parte del éxito de “La Máscara” fue que, al no aparecer el héroe tanto tiempo en pantalla, el público no terminaba agotado y aburrido con las muecas y exageraciones del actor canadiense.

Por desgracia, ocurre el caso contrario en la obra dirigida por Joel Schumacher. Esto, unido con las tonterías de Tommy Lee Jones en plan teletubbie, terminan por desafiar la paciencia del espectador. Cuando los villanos desaparecen del plano, cualquiera terminará sintiéndose aliviado por lo tortuoso que acabó siendo el camino hasta el final.

El primer problema desde mi punto de vista fue que los responsables de esta entrega no habían visto “Batman” ni “Batman vuelve”, y eso habría sido importante para que mejoraran los resultados artísticos y narrativos del producto, porque así el productor Peter MacGregor-Scott y el director Joel Schumacher habrían comprendido mejor las razones por las que la primera gustó tanto y la segunda dividió tanto a los espectadores.

El segundo problema fue que tampoco repasaron las que fueron en su momento las obras cumbre del cine superheroico: La saga de “Superman” interpretada por Christopher Reeve y Margot Kidder, el “Dick Tracy” de Warren Beatty, y por supuesto el primer Batman que dirigió Tim Burton. De hecho, cualquiera de esas cintas ha acabado aguantando bastante mejor el paso del tiempo que ésta.

El tercero es que Tim Burton no supo escoger al director más idóneo para continuar esta saga. Éste escogió a Joel porque quedó convencido con el trabajo que éste hizo con “Jóvenes ocultos”. Pero el autor de “El cliente” no fue consciente de que lo que funcionó en la época de los 60 no significa que también funcionase con el público de los años 90. Este error fue grave y acabaría afectando a “Batman y Robin”.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

No hace mucho leí en Sensacine dos opiniones de dos usuarios que pusieron a caldo “Forever” con mucha razón. A ambos les pareció vergonzoso el resultado final, y la película no merecía la pena ni para verla con niños acompañados.

En la web Blog de Cine, el mismo crítico reconoció que incluso las críticas vertidas contra “Batman y Robin” eran excesivas y exageradamente destructivas, porque verdaderamente aquella cuarta entrega era casi tan aburrida como “Batman forever”. Pero un servidor se atrevió a ver este último capítulo de esta primera saga y, sin llegar a estar convencido con el mismo, me divertí mucho más porque la vi en versión original con subtítulos en castellano. Al ser uno bastante entendido en el idioma de Shakespeare y, además, haber disfrutado de la serie paródica “Batman” de 1966-68, además de cintas como “Top secret”, los dípticos “Aterriza como puedas” y “Hot shots”, y la trilogía “Agárralo como puedas”, lo cierto es que le cogí la gracia a los chistes que soltaban los actores. Unos eran buenos, pero otros eran bastante malos.

Pero esto ya será otro capítulo…

 

NOTA DESDE EL PUNTO DE VISTA DE SPOOF MOVIE: 3/10

 

¿ES LA MISMA QUE SE MERECE DESDE UN PUNTO DE VISTA MÁS ARTÍSTICO? No. La nota que recibiría es un 2/10, porque actualmente resulta aburrida de ver. Personalmente, si la volviera a repasar, os aseguro que me saltaría varias escenas.

 

CRÍTICA TOTALMENTE NEGATIVA QUE CASI COINCIDE CON LA MÍA

 

‘Batman Forever’ – El punto más bajo del murciélago

1.- https:/cinefagos.wordpress.com/2015/11/23/batman-forever-el-punto-mas-bajo-del-murcielago/

2.- http://es.globedia.com/batman-forever-punto-murcielago

 

Sólo añadir que al lado de “Batman forever”…

 

1.- … “DareDevil”, “Iron-man 3” y “Star wars: La amenaza fantasma” eran buenas.

2.- … “Superman III”, “Superman returns”, la versión extendida de “Batman v Superman”, y la “Liga de la Justicia” fueron obras maestras.

 

Con eso todo está dicho.

 

Los derechos de copyright de las imágenes que acompañaron a esta crítica pertenecen a Warner Bros. Pictures.

Ciclo “La guerra de las galaxias” (Parte 8)

Posted in "Disney", "Lucasfilm", Acción, Aventuras, Ciencia-ficción, Críticas, Fantasía, Tráilers, Vídeos with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on junio 27, 2018 by Vinny

Crítica de “Rogue One: Una historia de Star Wars” (Gareth Edwards, 2016)

 

Tráiler final en español

 

 

Avances en versión original

 

 

A FAVOR

 

1º.- Felicity Jones como Jyn Erso.

 
2º.- Diego Luna como Cassian Andor.

 
3º.- Alan Tudyk como el divertido androide K-2SO.

 
4º.- Donnie Yen aporta frescura a la saga al interpretar a una especie de luchador samurái ciego llamado Chirrut Îmwe. Es un punto a favor porque nunca antes se vio un personaje de este estilo en este universo, y Yen hizo creíble a este personaje.

 
5º.- Mads Mikkelsen como Galen Erso. En la versión original de la película, su actuación sorprende, ya que normalmente estamos acostumbrados a ver Mads siendo el villano de la película desde “007: Casino Royale” y, sin embargo, también es capaz de interpretar a personajes que no tienen nada que ver con esa función.

 
6º.- Forest Whitaker como el desequilibrado extremista rebelde Saw Gerrera, personaje al que el mismo actor otorgó su voz en la serie animada.

 
7º.- Ben Mendelsohn hizo de Orson Krennic un buen villano. Gracias a este trabajo, el actor logró participar en “Readey Player One” de Steven Spielberg.

 
8º.- La caracterización del gobernador Moff Tarkin realmente está excelentemente conseguida: Aunque se nota un poco que su mandíbula está animada por ordenador, su apariencia y la actuación de Guy Henry hacen justicia tanto a Peter Cushing como al personaje.

 
9º.- Otra sobresaliente caracterización es la de Genevieve O’Reilly como Mon Mothma, ya que es idéntica a la que tuvo la actriz británica Caroline Blakiston en “El retorno del Jedi”, y eso que la irlandesa O’Reilly ya interpretó a este personaje en “La venganza de los sith” y aquí ella le hizo justicia a la anterior.

 
10º.- Alistair Petrie como el General Draven.

 
11º.- El rescate de James Earl Jones como la voz de Darth Vader: El trabajo del actor que la dobló para el doblaje español es bastante digno, y eso que Constantino Romero ya no está con nosotros.

 
12º.- La escena del ataque final de Darth Vader: Respeta completamente la esencia de este villano. Fue una idea del montador de la obra que es totalmente bienvenida.

 
13º.- Las escenas de acción están bien dirigidas y montadas, y no defraudan debido a que se aprovechan para ofrecer situaciones nunca vistas en las otras entregas que nunca llegan a desentonar dentro de la continuidad.

 
14º.- El diseño de los decorados, vehículos, atrezzo y vestuario: Incluso los nuevos introducidos para la ocasión respetan el estilo de lo visto en la trilogía original.

 
15º.- La ambientación está fenomenalmente lograda: Realmente llegas a creer que lo narrado en este spin-off tenga lugar antes del episodio IV, es decir, la película original que rodó George Lucas en 1977. En otras palabras, no existen incoherencias en su relato, y se respeta enormemente la continuidad respecto a lo que pasará después.

 
16º.- Los que disfrutaron de las precuelas estarán también aquí de enhorabuena: vuelven Jimmy Smits, quien encarnó a Bail Organa en los episodios II y III, y Genevieve O’Reilly como la Mon Mothma de “La venganza de los Sith”.

 
17º.- Los efectos visuales, aunque generados por ordenador, se ven mucho más realistas que los de las precuelas y los de “Star Wars: El despertar de la fuerza”: Buen trabajo de los encargados en aquel apartado.

 
18º.- El bloque temático dedicado a la invasión al complejo de seguridad imperial en el planeta Scarif es totalmente asombroso: El movimiento de las naves es tan suave como en las películas del periodo 1977-1983.

 

MENCIÓN HONROSA ESPECIAL A LOS GUIONISTAS Y AL MONTADOR

 

¿Cuál es la razón? Pues el rescate de Drewe Henley como el Jefe Rojo y de Angus MacInnes como el Líder Oro a través del material de archivo. Ambos actores ya aparecieron en “La guerra de las galaxias: Una nueva esperanza” (George Lucas, 1977).

 

TÉRMINO MEDIO

 

1º.- Ben Daniels como el General Merrick de la Alianza Rebelde.

 
2º.- Paul Kasey y Stephen Stanton como el Almirante Raddus: El segundo fue quien otorgó su voz a la criatura.

 
3º.- La partitura de Michael Giacchino es respetuosa con la obra de John Williams, pero podría haber sido más memorable.

 

EN CONTRA

 

1º.- Wen Jiang como Baze Malbus: El problema no es el actor. Se podría haber aprovechado más al personaje que encarna, no se trata sólo de las escenas de acción, sino a que no tiene demasiados diálogos.

 
2º.- La caracterización de la princesa Leia: Aunque se respete la fisonomía del rostro de Carrie Fisher, la animación deja un tanto que desear, porque parece más un dibujo animado que otra cosa.

 
3º.- El doblaje al castellano no hizo justicia a Felicity Jones, ni a Mads Mikkelsen, ni a Diego Luna: Resultan un tanto frías y aburridas escuchar sus voces españolas.

 
4º.- Algunas escenas se podrían haber quedado perfectamente en la sala de montaje, ya que, además de entorpecer el ritmo del relato, su contribución al desarrollo de la trama es nula.

 
Ejemplo 1: la escena en la que vemos a Jyn Erso tras el rótulo de “Rogue one”. ¿Para qué incluirla si después es rescatada por los Rebeldes?

 
Ejemplo 2: La escena de los recuerdos de la protagonista tampoco aporta mucho del personaje, salvo lo mucho que Galen quería a su hija.

 
5º.- El ritmo de la narración puede no funcionar con algunos espectadores. Es más, Carlos Boyero confesó que se durmió durante su visionado.

 
6º.- Un sector del público puede que no llegue aquí a empatizar con ninguno de los héroes principales de la trama.

 
7º.- Se echan de menos algunas escenas que sí se vieron en el segundo avance.

 

 

CONCLUSIÓN

 

Esta entrega fue una auténtica alegría para muchos fans que conozco, incluso lo fue para mí. Con “Rogue one” conocí la manera en que funcionaban los espías de la Alianza Rebelde, aspecto que nunca vimos en ningún momento de los episodios IV-V-VI. Otra novedad fue introducir a un personaje como Chirrut Îmwe (Donnie Yen), ya que nunca se vio a un personaje así en esta saga. Incluso es bienvenida la idea de tratar de explotar el humanismo de los personajes a través de fotogramas de tonos oscuros y de estéticas frías al estilo “Batman begins”, objetivo bastante logrado de parte de Gareth Edwards, ya que así él consiguió por un momento que “Star Wars” se adaptara a los tiempos en los que el público estaba interesado en el cine de Christopher Nolan… hasta que llegó “Los últimos Jedi” y echó por tierra dicha oportunidad.

Con “Rogue one” también estuve de acuerdo con mis amigos ‘warsies’ y yo en que aquí la continuidad con lo narrado más tarde estaba excelentemente conseguida comparado con lo visto en el episodio III, “La venganza de los Sith”, porque cambiarle el destino a Padme en esa entrega tras lo que se dijo en “El retorno del Jedi” carece de toda lógica.

No comprendo porqué en el diario “El País” se dijo que este spin-off era una obra innecesaria. Es para discrepar con los críticos de ese periódico, no sólo por los motivos anteriormente nombrados. Gracias a la obra de Gareth Edwards, los guionistas Chris Weitz y Tony Gilroy consiguieron justificar de forma creíble porqué la Estrella de la Muerte tenía ese punto flaco durante su construcción, disminuyendo así el componente inocente de la trama de la cinta original.

En definitiva, “Rogue one” es una de las mejores producciones relacionados con “La guerra de las galaxias” en su etapa Disney, desde mi punto de vista sólo superada por “Han Solo: Una historia de Star Wars” de Ron Howard. Pero eso será en el siguiente capítulo de nuestro ciclo dedicado a la saga.

 

NOTA: 7’5/10

 

LA PREGUNTA: ¿Cómo es posible que, con un presupuesto de 200 millones de dólares, aquí los efectos visuales sean mejores que los de “Star Wars: El despertar de la fuerza”? ¿Cómo es posible eso, si el episodio VII costó 250 millones sin contar los gastos de publicidad?

Si queréis más, a continuación, se ofrecerá un vídeo con 7 datos curiosos sobre este primer spin-off.

 

 

“Batman vuelve”, la obra homenajeada en la “Liga de la Justicia”

Posted in Acción, Cómic, Ciencia-ficción, Cine, Críticas, DC, Drama, Fantasía, Tráilers, Vídeos, Warner Bros. with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , on junio 27, 2018 by Vinny

Crítica de Batman vuelve (Tim Burton, 1992)

 

Tráiler doblado al castellano

 

 

Tráiler en versión original subtitulada

 

 

<<Señor, ¿cambiamos de canal para ver un programa con más dignidad y clase? ¿”La conexión del amor”, tal vez?>>

Alfred Pennyworth (Michael Gough) a Bruce Wayne (Michael Keaton) para no seguir viendo al Pingüino en TV.

 

A FAVOR

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

1º.- Michael Keaton como Bruce Wayne/Batman.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


2º.- Michelle Pfeiffer como Selina Kyle/Catwoman.
3º.- Keaton y Pfeiffer forman una excelente pareja en pantalla.

 

1992 Christopher Walken como Max Shreck 2

 

4º.- Christopher Walken como Max Shreck.
5º.- Pat Hingle como el comisario Gordon.

 

1992 Michael Gough como Alfred

 

6º.- Michael Gough como el chistoso Alfred Pennyworth.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


7º.- El diseño de los escenarios.
8º.- El diseño de vestuario.
9º.- El humor de la segunda mitad de la cinta sorprende y beneficia su visionado.
10º.- La partitura de Danny Elfman, incluyendo el tema “Face to face”, el cual compuso junto a Siouxie and the Banshees para los títulos de crédito finales, aunque también es cierto que el resultado no está a la altura de lo que el ex-Oingo Boingo ofreció para la película original.
11º.- La planificación de las escenas de acción.
12º.- La escena del Bat-móvil saboteado sigue sorprendiendo actualmente.
13º.- Los efectos especiales.
14º.- La escena de persecución automovilística es totalmente ingeniosa.

 

EN CONTRA

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

1º.- Lo siento por Danny DeVito: Él no es mal actor, pero el Pingüino que encarna en esta cinta no tiene nada que ver con el que apareció en las viñetas ni con las series animadas. En aquellos medios, el personaje era elegante, educado y gracioso. Por desgracia, la versión llevada a cabo por Tim Burton puede tener gracia en alguna ocasión, pero no es nada de ninguna de las dos primeras cualidades.

 

2º.- La primera mitad de la cinta se toma demasiado en serio a sí misma.

 

1992 El Pingüino de los cómics se habría limpiado con un pañuelo la barbilla

El Pingüino de los cómics se habría limpiado con un pañuelo la barbilla en esta escena.

 

3º.- La escena en la que se encuentra Oswald con el equipo de imagen contratado por Shreck (Christopher Walken), la cual es la misma en la que se ve al primero comiendo pescado, en realidad sobraba, puesto que la información que se ofrecía no resultaba relevante, ya que las escenas anteriores y posteriores a ésta ya narraban lo mismo sobre el personaje.

 

4º.- Si lo que se busca con “Batman vuelve” es ver una adaptación real de los cómics se recomendaría mejor buscar otra película del cruzado encapotado. Esto es una re-imaginación 100% Tim Burton. El que no disfrute con el estilo de este cineasta se llevará una gran decepción.

 

5º.- No es nada recomendable dejar solos a vuestros hijos delante de esta entrega: Sin un acompañamiento o una supervisión parental, un menor acabará traumatizado con algunas imágenes de la obra. Para que os hagáis una idea, se ofrecerán los planos extremos de la primera y de la segunda entrega, y sacad vuestras propias conclusiones.

 

Planos extremos de “Batman”

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Planos extremos de “Batman vuelve”

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


6º.- Los avances mostraban demasiada información de la película.

 

CONCLUSIÓN

 

Los mayores pecados que se pueden encontrar en la secuela de “Batman” (Tim Burton, 1989) son que algunas escenas desagradables se podrían haber quedado en la sala de montaje, porque la alejaban más de la cuenta de la obra original y, además, la información que se ofrecía no era relevante al ser entendida con las otras escenas y, por supuesto, el hecho de que al ser todo re-imaginado por Tim Burton, a la larga el producto acababa siendo irreconocible para el público. John Tones, el crítico de Blog de cine, reconoció que a día de hoy los lectores de cómics de Batman de toda la vida siguen odiando esta segunda entrega a muerte.

Antes de continuar quiero dejar claro un aspecto importante: Tal vez a muchos de vosotros os parezca en la actualidad que la reacción de los padres hacia “Vuelve” fue exagerada, pero yo sí los comprendo. La película anterior fue un éxito porque pudo funcionar tanto como producto de evasión como cinta familiar. El problema es que Tim Burton no estuvo en su momento orgulloso con el resultado de “Batman” ya que, aunque algunas escenas le gustaban, la película le aburría en ocasiones. Por eso hizo tan diferente la siguiente película, y aquí cometió un error: No hizo con “Batman vuelve” un producto que fuese igual de accesible que la primera obra, en otras palabras, no la dirigió para el público que hizo de la obra original el triunfo que fue en su día.

Y, aun así, “Vuelve” no es del todo un producto nefasto. Christopher Walken, Michael Keaton, Michael Gough y Michelle Pfeiffer son tan extraordinarios actores que logran salvar de la quema la obra desde el punto de vista de actuaciones, siendo el único escollo el Pingüino de Danny DeVito por alejarse demasiado del material fuente.

Personalmente soy un total defensor de la segunda mitad de “Batman returns”, porque ésta fue la que más me recordaba a la película original y más divertida me resultaba de ver, y agradecí la secuencia de los pingüinos explosivos. La revisé el verano pasado y no paraba de reírme con lo que estaba viendo. Lo cierto es que, junto a las actuaciones de los actores anteriormente citados, este detalle fue otro punto a favor por lo que actualmente decidí salvar de la quema esta continuación. Es más, soy de los que todavía siguen sin estar convencidos con la caracterización del Pingüino interpretado por DeVito. El actor es bueno, pero el personaje que encarnó nunca fue así ni en las viñetas ni en los dibujos animados. Creo que, si se hubiese suavizado un poco su personaje, los padres no se habrían escandalizado tanto en su momento y, posiblemente, Tim Burton hubiese completado su trilogía sobre el justiciero de Ciudad Gótica.

Los otros aspectos que logran salvar “Batman vuelve” es el diseño de vestuario, escenarios, atrezzo, y Bat-móvil -si el de este último ya fue un logro, ¿para qué cambiarlo?-, la planificación de las escenas de lucha y de persecución automovilística -todavía siguen siendo ingeniosas a día de hoy-, la partitura de Danny Elfman -aunque no esté a la altura de la obra original-, y los efectos visuales aguantan muy bien el paso del tiempo.

La obra que se aborda en este artículo es una denuncia a la sociedad actual por ofrecer excesiva importancia a la imagen a la hora de buscar el triunfo por encima de unos medios más sinceros, realistas, humanos y meritorios. De dicha denuncia ni se salva el personaje de Bruce Wayne, ya que prefiere juzgar de manera más negativa a Oswald Cobblepot -El Pingüino- que a Selina Kyle por el simple hecho de que, de estos dos últimos, el primero es un monstruo.

 

1992 La secuencia más graciosa de Batman vuelve

Ésta es la secuencia más divertida de “Batman vuelve”.

NOTA: 6’5/10

 

Otro detalle que quiero aclarar es el siguiente: Se atacó a Joss Whedon injustamente cuando éste decidió terminar “Justice League”, acusándole de ‘marvelizar’ la obra de Zack Snyder, con el exceso de humor y la infantilización que eso conlleva. Pues lo siento por ese sector de fanáticos, pero si realmente era eso lo que se buscaba, ¿por qué Whedon incluyó en la “Liga de la Justicia” la referencia a los pingüinos explosivos de “Batman vuelve” que nombró el Alfred encarnado por Jeremy Irons? ¿Por qué precisamente esa, si es la obra más completamente alejada del estilo de la competencia? Y recordemos que ésta apareció en una de las escenas que rodó Joss para la versión estrenada en cines.

 

1992 El plano más noir de Batman vuelve

 

Dicha referencia a esa obra de Tim Burton no era una cualquiera, ya que ésta podía ser capaz de funcionar como un retcon. Ahora vosotros os estaréis preguntando: Pero, ¿qué es un retcon? Para eso tendréis que esperar a que se termine el repaso de las entregas rodadas por Joel Schumacher aquí, en la Filmoteca de Vinny.

 

Crítica de “Batman forever” (Joel Schumacher, 1995): El caballero oscuro de Val Kilmer

https://lafilmotecadevinny.wordpress.com/2018/06/28/en-serio-fue-tan-malo-el-trabajo-que-joel-schumacher-hizo-con-batman-parte-1/

 

Crítica de “Batman y Robin” (Joel Schumacher, 1997): El caballero oscuro de George Clooney

https://lafilmotecadevinny.wordpress.com/2018/07/01/en-serio-fue-tan-malo-el-trabajo-que-joel-schumacher-hizo-con-batman-parte-2/

 

Joel Schumacher buscó redimirse con la oscura “Batman unchained”

https://lafilmotecadevinny.wordpress.com/2018/07/16/joel-schumacher-busco-redimirse-con-la-oscura-batman-unchained/

 

ACTUALIZADO

 

En el caso de que no seáis capaces de aguantar la espera, a continuación se ofrecerá el enlace al artículo <<“Liga de la Justicia” y el primer retcon de la Historia del Cine>>:

https://lafilmotecadevinny.wordpress.com/2018/07/17/las-conexiones-entre-batman-returns-y-la-liga-de-la-justicia/

 

Los derechos de copyright de las imágenes que acompañaron a esta crítica pertenecen a Warner Bros. Pictures.

 

Conclusiones sobre “Liga de la Justicia” (Zack Snyder, 2017)

Posted in Acción, Aventuras, Ciencia-ficción, Cine, Críticas, DC, Fantasía, Humor, Warner Bros. with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on junio 26, 2018 by Vinny

 

 

Lo siento por Víctor López, el crítico de Espinof, pero me temo que él es de la minoría que no comprende que cuando se adapta y moderniza a un superhéroe, se debe hacer respetando las cosas buenas por las que la gente tiene un buen recuerdo de él, y Christopher Nolan, David Goyer y Zack Snyder no hicieron eso con Superman en “El hombre de acero”. Nos ofrecieron una versión del personaje gris, melancólica, y aparentemente desapegada de la humanidad que no gustó a muchos, incluyéndome a mí, aunque reconozco que algunos detalles sí fueron interesantes. Sin embargo, ésta sí era entretenida. Henry Cavill era un buen actor que sí recordaba a Christopher Reeve, y tenía una estética que sí resultaba atractiva, aunque la dirección de fotografía no hiciera justicia a la obra.

 

Pero lo más triste todavía es que la situación empeoró cuando no se le aportó mayor optimismo y luminosidad al último hijo de Krypton para la versión oficial de “Batman v Superman”, porque, al ser Kal-El tan oscuro como el cruzado encapotado, el enfrentamiento entre ambos no tenía así mucho sentido. Por suerte, la versión extendida corregía este problema con el añadido de nuevas escenas que aportaba a Clark Kent/Superman la humanidad que necesitaba, además de aquellas que mostraban por vez primera el lado investigador del periodista.

 

Sin embargo, lo peor de todo en ambas versiones fue… ¡un Jesse Eisenberg que cabreó a mucha gente con su versión de Lex Luthor! ¡Vaya una forma de estropear a un personaje! Cuando el villano no provoca interés ni simpatía, si no cabreo y ganas de matar al actor que lo interpreta, una película de este tipo siempre carecerá de interés, salvo que también se considere tanto a Batman como a Doomsday como adversarios.

 

Lo poco rescatable de la versión cinematográfica, por supuesto, fue Ben Affleck interpretando a Bruce Wayne/Batman -desde mi punto de vista creo que era mejor Batman que Christian Bale-, Gal Gadot como la Mujer Maravilla, y la parte de la partitura que fue compuesta por Hans Zimmer junto con Junkie XL, salvo las monótonas composiciones para los personajes del caballero oscuro y Lex Luthor.

 

Tal fue el desencanto de los fans norteamericanos con esta segunda entrega del universo DC Films, que no es de extrañar que, al ser “Justice League” firmada de nuevo por Zack Snyder, tanto en Estados Unidos como en Canadá gran parte del público se negó a verla, provocando que haya sido un auténtico fracaso. Parece ser que mucha gente no supo que Joss Whedon refilmó unas cuantas escenas de la obra, aunque por desgracia Tsujihara obligó a éste a eliminar una gran cantidad de escenas que ya se habían visto en los tráilers. ¿Para qué? Para que la duración de la película fuese de dos horas incluyendo los créditos finales.
Otro de los problemas que veo es que el público que sí disfrutó con “Batman v Superman” quiso que la siguiente fuera igual de oscura y tenebrosa, echaron la culpa a Joss Whedon de que esto no fuera así, cuando la realidad del asunto es que Zack Snyder siempre pretendió aportar luz y esperanza a la película de la Liga, y esto ya lo confirmó en Febrero de 2017 Damon Caro, el director de segunda unidad de la cinta (www.cinemascomics.com/liga-justicia-star-wars).

 

De todas maneras, tanto con Snyder o con Whedon al mando, “Liga de la Justicia” acabó siendo un filme mucho más disfrutable que los dos anteriores firmados por el primero, a pesar de que el villano de la función era poco interesante -sus motivaciones desaparecieron cuando Zack abandonó el proyecto debido a una tragedia familiar-, lo mal que queda el borrado digital del bigote de Henry Cavill en pantalla, y lo poco carismático que fue el Cyborg interpretado por Ray Fisher.

 

Sin embargo, el resto del elenco es excelente, e insisto: Ezra Miller como Flash es una auténtica bienvenida. Por eso es para mosquearse que Víctor López G., crítico de Espinof, diga que el Flash de Miller es un bufón insoportable. ¿Estás seguro, Víctor? ¿Tan tiquismiquis eres?

 

Si dices eso es que no recuerdas en absoluto lo insoportable que fue Jim Carrey tanto en “Ace Ventura 2: Operación África” como en “Batman forever”. De las que he nombrado, la primera me cansó tanto cuando la vi siendo un adolescente que no quise volver a verla, y la segunda la revisé durante el verano de 2017, y me reí más bien poco con las gracias del actor de “La máscara”.

 

En cambio, el humor que rodea al Flash de Ezra en ningún momento llega a molestar. Es más, es de agradecer, y mucho, que su interpretación no termine siendo tan cansina al terminar la cinta, todo lo contrario que ocurrió con el actor de “El show de Truman” al trabajar con Schumacher.

 

Y lo siento por los redactores de la revista Fotogramas, pero Zack Snyder nos ofreció las mejores escenas de acción de toda su trilogía relacionada con el universo de DC Films. Yo flipé, entre otras, con la pelea de Batman contra un delincuente y un parademonio en una azotea, la escena en la que la Liga lucha contra Steppenwolf en un tunel mientras el caballero oscuro conduce un vehículo con forma de araña, todas las escenas de Wonder Woman, Flash y Aquaman en acción, y el cruzado encapotado con ayuda de su Bat-móvil haciendo frente contra los villanos mientras suelta alguna que otra amenaza hacia ellos con toda la chulería y valentía del mundo.

 

Respecto al elenco de actores ya seré breve: Gal Gadot es una gran Wonder Woman, Jason Momoa como Aquaman es un tipo duro y un chuleta, pero con buen corazón y carisma, y Ben Affleck como Bruce Wayne es soso comparado con lo que hizo en “BvS”, es una pena, porque le vi actuar en “Argo” y “Vivir de noche”, y en ambas actuó con mayor convicción, pero como Batman es genial.
Aunque no lo crean, Affleck es una elección acertada para encarnar al justiciero de Gotham. Su voz para el personaje es menos exagerada y más impactante que la de Bale, y convence como héroe de acción. La escena en la que más se salva como Bruce es aquella en la que tiene una conversación con Alfred y le reconoce que Superman era más humano que él.

 

Y, para alguien que creció viendo las películas del Superman de Christopher Reeve y los Batman de Michael Keaton como yo, fue un placer enorme volver a escuchar las primeras notas de la fanfarria que compuso John Williams para “Superman” en 1978 y, también, el tema principal que compuso Danny Elfman para “Batman” y “Batman vuelve”, porque para mí que encajan como un guante, sobre todo la del hombre murciélago. Aunque este justiciero ya no esté encarnado por Michael Keaton, sino por Ben Affleck, es que me hace sentir como si estuviera viendo la auténtica continuación de “Batman vuelve” que estuve esperando en 1995 en lugar de “Batman forever”. Detalles como esos los agradecí muchísimo.

 

De todas formas, quiero romper una lanza a favor de Elfman por su labor en la partitura. Su único fallo fue a la hora musicalizar las escenas relacionadas con Cyborg y los temas más breves. Sin embargo, el resto es excelente. Los arreglos a lo largo de todo el trabajo son magníficos. Composiciones como “Hero’s theme”, “Friends and foes”, “Wonder Woman rescue”, “The tunnel fight”, “The final battle” y “A new hope” son una auténtica delicia de escuchar.

 

Por cierto, aquí podéis encontrar declaraciones del compositor relacionadas con su trabajo en la película: http://mouse.latercera.com/danny-elfman-musica-justice-league/

 

A continuación, se ofrecerá un vídeo de un Youtuber en el que él expone sus razones para explicar el fracaso de “Justice League”. La razón es que, al igual que un servidor, él defendió tanto esta obra como el Batman de Ben Affleck.

 

 

Por eso, artistas que trabajaron en la “Liga de la Justicia” decidieron demostrar su disconformidad con el producto final.

 

EN TERCER LUGAR: JOSS WHEDON

 

El autor de “Serenity” se introdujo en Twitter y le dio “Me gusta” a los comentarios negativos que una reportera de la revista Vanity Fair le dedicó al villano de JL. Tan violenta fue la reacción de los fanáticos que Whedon tuvo que deshacer aquel “Me gusta”. FUENTE: www.mouse.latercera.com/joss-whedon-twitter-steppenwolf/

 

EN SEGUNDO LUGAR: DANNY ELFMAN

 

¡Hasta el propio compositor reconoció que con el caos en el que se encontraba la producción no pudo trabajar correctamente! FUENTE: www.cinemascomics.com/elfman-liga-de-la-justicia-desastre/

 

Y EN PRIMER LUGAR… ¡CHRISTOPHER NOLAN!

 

El director de “Memento”, “Origen” y la trilogía “El caballero oscuro” decidió no atacar a los directores, sino al actual plan de trabajo impuesto por la industria de Hollywood. FUENTE: www.fotogramas.es/Nocicias-cine/christopher-nolan-explica-universo-dc-no-funciona

 

Sólo espero que Kevin Tsujihara deje de obligar a los cineastas a montar sus películas según el criterio de él en lugar del de ellos. Los directores deberían al fin tener voz y voto en decidir qué es lo que se va a narrar dentro de la cinta. Son ellos los que aman a los personajes que adaptan y los que deciden ofrecernos su versión, y deberían recibir más libertad a la hora de montar las películas sin que intervenga el CEO de la Warner. Si alguien debería supervisar los montajes de las películas ese debería ser sin duda Geoff Johns, puesto que éste ama el universo de DC Comics, conoce bien a sus personajes, tiene experiencia en cómics, series de animación y de acción real para televisión, y podría proporcionar buenos consejos a los directores para satisfacer mejor a los seguidores.

 

Y más vale que a partir de ahora esto sea así, porque si no la Distinguida Competencia (DC) pasará a ser De Caca. Es por eso que esta vez prefiero ser benevolente con esta obra.

 

NOTA: 6’5/10

 

NOTA (desde el punto de vista de un servidor que fue de niño fan de los Superamigos): 8’5/10

 

Estas notas positivas también se deben a que, tras verse las escenas eliminadas en la red, desde luego que existe una película que puede ser mejor todavía si se le añadiera una media hora más que incluyera la mayoría de éstas.

 

Y como regalo, se ofrecerá a continuación un vídeo de Javi Olivares, el mayor coleccionista de Superman en España, que explica cómo habría sido la “Justice League” de Zack Snyder.

 

 

Mi opinión: Me da igual si es la versión del director de “300” o con Joss Whedon. Los seguidores queremos ver una versión extendida de la obra. Estoy seguro de que Cyborg y Aquaman serían personajes más interesantes todavía con escenas nuevas.

 

FICHA DE LA PELÍCULA EN IMDB: http://www.imdb.com/title/tt0974015/?ref_=nv_sr_1

 

LAS PREGUNTAS QUE ME SIGO HACIENDO SON LAS SIGUIENTES

 

1º.- ¿Por qué Germán se queja de lo sexualizada que estuvo la Mujer Maravilla en “Justice League”, si ella misma ya lo estaba en “Wonder Woman”? Aunque se debe reconocer que en la cinta dirigida por Patty Jenkins dicha sexualización era más involuntaria.

 

2º.- Una cosa es lo molesto que resulta el borrado digital del bigote de Henry Cavill, y otra cosa es el cambio de iluminación dentro de una escena entre las tomas rodadas por Snyder y las de la misma refilmadas por Whedon. ¿En serio es para cabrearse con esto último?

 

3º.- Si tan mal queda la eliminación del bigote de Cavill mediante cgi en algunas escenas, ¿por qué se decidió entonces incluirlas en la película? Es que es de idiotas incluir éstas si no la mejoran.

 

4º.- ¿Por qué modificaron mediante cgi la sonrisa de alegría del rostro de Clark Kent durante la conversación con Lois Lane en la casa rural del primero? Quedaba demasiado ridícula, y perjudica tanto al personaje -parece un cateto de campo- como al actor que lo interpreta.

 

5º.- Si lo que buscaban realmente Toby Emmerich y Kevin Tsuhijara era justificar el fracaso de Zack Snyder con el Universo DC, entonces ¿por qué cometieron el atropello de gastarse el presupuesto de 300 millones de dólares para demostrarlo? Pero la situación se vuelve más cruda cuando en el sitio Bolsamania se asegura que, al incluirse los gastos en publicidad y distribución, el coste final es de 430 millones. ¿En qué estaba pensando la cúpula de Warner Brothers cuando ésta decidió despilfarrar así el dinero? FUENTE: http://www.bolsamania.com/cine/liga-la-justicia-se-convierte-mayor-fracaso-del-universo-dc/

 

6º.- ¿Para qué quejarse a estas alturas de lo excesivamente poderoso que es Superman en esta película, si ya lo era así en “El hombre de acero”?

 

7º.- ¿Por qué se molestó parte del público con la frase que Batman dijo cuando Superman le suelta en cuanto este último ve a Lois Lane? ¿Por qué? ¡Si aquella frase, aunque graciosa, no era ni siquiera un chiste!

 

8º.- Hay una cosa que no entiendo: ¿Para qué quejarse de la cantidad de efectos visuales que vemos en la obra, si estos sirvieron para ayudar a la narración de la historia?

 

9º.- ¿Por qué todo el mundo se quejó de la ‘marvelización’ de “Justice League” a manos de Joss Whedon, si en el universo DC Film ya ocurrió esto en la primera aventura en solitario de la Mujer Maravilla? Y lo gracioso del asunto es que nadie se quejó de aquello. ¡Increíble pero cierto! Si los fans de su Distinguida Competencia no se quejaron entonces, ¿por qué lo hicieron con ésta?

 

10º.- Un comentarista escribió en el blog de Javi Olivares lo siguiente: “Soy masoquista, porque cada vez que la veo peor me cae, peor me sienta lo que hicieron con Cavill, lo que hicieron con el Snyder, lo que hicieron con el trasero de Wonder Woman.”
FUENTE: http://www.supermanjaviolivares.net/2018/01/justice-league-informe-final-de.html

 

Y es aquí cuando se debería formular la siguiente pregunta: ¿Por qué molestarse tanto por el tamaño del trasero de la amazona, si en las viñetas es normal que se exageren los atributos físicos de los personajes femeninos? ¿Por qué quejarse de una minucia como esa, si yo no me di cuenta de ello?

 

11º.- ¿Por qué quejarse de que Cyborg no tenga ninguna conversación con Aquaman en toda la cinta? En las películas animadas de la Liga siempre encontraba algún personaje que no conversaba con otros durante toda la trama.

 

THE KILLING JOKE, ES DECIR, LA BROMA ASESINA

El CEO de Warner Bros. Entertainment, Kevin Tsujihara, declaró al sitio The Wrap lo siguiente:

“Warner Bros. necesitar continuar haciendo lo que siempre ha hecho: diseñar y producir una plan audiovisual más grande y diverso dentro de la industria. Es lo que nos ha dado el éxito. Nosotros no podemos hacer lo que Disney ha hecho. Ha funcionado muy, muy bien para nosotros. Pero no es lo que somos. Tenemos que seguir creando una lista equilibrada con todo tipo de películas y de géneros.”

Y tiene razón. ¿Por qué imitar a la casa del ratón Mickey si aún pueden recurrir a Sony? Si no fuera así, ¿por qué entonces contratarían a los guionistas de “Spider-man: Homecoming” para dirigir la primera aventura en solitario de “The Flash”?
FUENTE: http://es.ign.com/warner-bros-pictures/127910/news/el-ceo-de-warner-bros-dice-que-en-dc-no-pueden-copiar-a-disn

Lamentablemente, estos ejecutivos de Warner Bros. siguen sin aprender la lección que se supondría que deberían haber aprendido con el fracaso de sustituir a Tim Burton por Joel Schumacher para dirigir películas de Batman.

 

Este artículo también está dedicado a Álex Pérez y a Carlos Samper. Seguro que ambos disfrutaron mucho con la “Liga de la Justicia”.

 

Crítica de “Déjame salir” (Jordan Peele, 2017)

Posted in Críticas, Drama, Terror, Vídeos with tags , , , , , , , , , , , , , , , on junio 10, 2018 by Vinny

Tráiler doblado al castellano

 

 

Tráiler en versión original subtitulada.

 

 

A FAVOR

 

1º.- Daniel Kaluuya como el protagonista Chris Washington.

2º.- Allison Williams como la hija Rose Armitage.

3º.- Catherine Keener como Missy, la madre de Rose.

4º.- Bradley Whitford como Dean, el cabeza de la familia Armitage.

5º.- Caleb Landry Jones como Jeremy, el hermano violento de Rose.

6º.- Marcus Henderson como Walter, el jardinero.

7º.- LilRel Howery como Rod Williams, el amigo de Washington, que funciona a las mil maravillas como el contrapunto cómico frente al resto de personajes. Se agradecen las efectivas gotas de humor que aporta este actor, porque nos ayuda a asimilar de mejor manera que el argumento no nos lo tomemos tan en serio de lo absurdo que llega a ser.

8º.- Betty Gabriel como Georgina.

9º.- La edición de sonido por John D’Aquino.

10º.- La dirección de las escenas de hipnosis a Chris: La narración durante las mismas es desgarradora, dramática, desesperanzadora, angustiosa, y terrorífica.

11º.- Es un filme que basa su capacidad de generar miedo a través del suspense, el cual está excelentemente logrado, y de lo que se narra según lo hablado y no lo mostrado. En otras palabras, el gore es ínfimo.

12º.- La partitura de Michael Abels.

13º.- Stephen Root como un paciente de Dean.

14º.- La dirección de actores por parte de Jordan Peele.

15º.- El montaje de Gregory Plotkin.

16º.- El guion escrito por Jordan Peele: Aunque “Déjame salir” sea terror con un argumento absurdo, el producto funciona porque la trama en sí es una excusa para ofrecer una sátira mordaz, ácida, dolorosa y justificada contra cierto sector de la población blanca que pretende ir de abierta, moderna, liberal, y más izquierdista de lo habitual en ese país. Pero a la hora de la verdad, los individuos del mismo utilizan a la población negra para alcanzar, cumplir y satisfacer sus propios objetivos, intereses y necesidades.

 

TERMINO MEDIO

 

Los demás actores.

 

EN CONTRA

 

Nada. Es completamente meritorio que al fin se encuentre una cinta sin aspectos ni detalles molestos.

 

MENCIONES HONROSAS ESPECIALES

 

1º.- El tratamiento del protagonista podría haber sido más cruel y violento hacia los demás hacia el final de la obra, pero, tras el sangriento clímax, él termina siendo más compasivo y benevolente de lo que uno cabría esperar con uno de los miembros de la familia Armitage, cuyo nombre no se dirá para no desvelar el final, después de verle por el infierno que había vivido. Llama mucho la atención porque no es algo normal en este tipo de productos.

2º.- El trabajo de Michael Abels por la composición de la partitura dedicada al filme, ya que el resultado es mucho más sugerente y provocador que el de la mayoría de producciones que Hollywood nos tiene acostumbrados actualmente, especialmente con un Hans Zimmer cuyo legado está provocando situaciones ‘déjà vu’ cuando el espectador ve películas en cuya música no intervino este artista.

 

CONCLUSIÓN

 

Voy a ser sincero: No soy un aficionado al cine de terror, porque sólo acepto que me asusten mediante las sorpresas y también con la estimulación de mi imaginación y, desgraciadamente, de ese estilo ya no suele abundar mucho en cartelera. Por eso paso de películas del subgénero gore u de temática porno-tortura. La liga terrorífica que realmente me interesa es del estilo de “Nosferatu” de F. W. Murnau, “Alien” de Ridley Scott, “El enigma de otro mundo” de Howard Hawks, “La masa devoradora” (“The blob”, Irvin S. Yeaworth Jr. y Russell S. Doughten Jr.) con Steve McQueen de portagonista, “Psicosis” de Alfred Hitchcock, “Depredador” de John McTiernan, “Los otros” de Alejandro Amenábar, y “Tiburon” de Steven Spielberg.

En otras palabras, si salgo de este estilo de concepción del terror, el resto de las películas de este género no me interesa para nada.

Por suerte, “Déjame salir” juega dentro del terreno que sí me interesa, y lo hace sin tratar al espectador como si fuera un necio y un inmaduro, y las duras críticas a una parte de la sociedad blanca sin triunfalismos ni reivindicaciones desmesuradas de lo que significa ser un miembro de la comunidad negra. Todo lo contrario. Lo que Jordan Peele está pidiendo a los suyos es conservar su identidad incluso en los escenarios que más se alejan de la sociedad afroamericana.

Los tres problemas que Peele denunció en su obra son las siguientes:

1.- Los únicos individuos de color que triunfan en medio de una sociedad dominada por blancos son aquellos que abandonan su identidad racial y aprenden los modos de vida y pensamientos de los anglosajones.

2º.- Dejar de perseguir a la población afroamericana no significa que se abandone el racismo si luego existe gente sin escrúpulos que se aprovecha de ella para alcanzar tus propios fines ególatras y financieros.

3º.- Los que utilizan a la gente de color para satisfacer las necesidades tanto egoístas como económicas son peores que los que declaran abiertamente que son racistas, porque el primer grupo nos pueden ocultar la verdad y engañarnos, mientras que el segundo es más sincero al dejar a todos las cartas sobre la mesa al descubierto.

Pero, aun así, seguro que existen más conclusiones que sacar, pero para eso están las siguientes revisiones.

Por cierto, y lo volveré a repetir: Todos los actores principales entregan un trabajo magnífico en esta obra, por lo tanto, el reparto se convierte en una de las escusas para volver a ver “Déjame salir”.

 

NOTA: 9/10

 

Postdata: Mi enhorabuena a Jordan Peele por haber logrado por esta obra, entre otros premios, el Oscar al Mejor Guion Original y el AFI por la Película del Año.

<< “Déjame salir” es un grito primordial cinematográfico, uno que se hace eco hoy con poder épico y una urgencia que resuena. La sátira social de tono negro de Jordan Peele es un examen condenatorio del discurso contemporáneo sobre la raza – cobró vida con un brillo deslumbrante por Daniel Kaluuya y un grupo de misteriosos aliados liberales en Allison Williams, Bradley Whitford y Catherine Keener. Atrevida y valiente, la película nos despierta para decir que la pesadilla es ahora.>>

Premios AFI de 2018 (FUENTE: http://www.imdb.com/title/tt5052448/awards?ref_=tt_awd)

 

¿Y este director es el que, con ayuda de Keegan-Michael Key, quiere resucitar “Loca academia de policía”?

 

Aunque parezca mentira, la verdad es que sí. Esto costará mucho creerlo después de ver y experimentar en nuestras carnes “Déjame salir”, y comprobar la cantidad de premios que esta obra se ha llevado, pero es cierto.

Esto se debe, principalmente a que Jordan Peele formó un dúo de humoristas con Key, y tienen un programa de sketches en la TV americana, el cual se titula “Key & Peele”. Por lo visto el show tiene una excelente fama, y tanto que ha recibido algunos premios.

1º.- Premio a la excelencia en diseño de producción del Art Directors Guild (Gremio de Directores de Arte).

2º.- Premio American Comedy Award a Peter Atencio al Mejor Director de Comedia para TV.

3º.- Primetime Emmy a la Excepcional Serie de Sketches de Variedades.

4º.- Primetime Emmy al Excepcional Maquillaje para una Serie o Especial Multi-Cámara (no protésico).

5º.- Premio Peabody para Comedy Central, la productora y distribuidora del programa.

Además, Key y Peele serán los productores ejecutivos del reinicio de las aventuras de los cadetes de la Academia de Policía de Eric Lassard. Otro buen dato consiste en que los humoristas contrataron a Ike Barinholtz y a David Stassen como guionistas, los cuales recibieron una nominación en 2013 de la Asociación de Guionistas de América por la entonces Nueva Serie “The Mindy Project”.

Lo único que podría estropear todo esto sea el regreso de Paul Maslanski como productor, porque él no supo llevar a buen puerto esta saga, y su hija Sasha es productora asociada, y teniendo en cuenta lo mal valorada que está su filmografía en IMDB…

…si hasta Keagan-Michael y Jordan reconocieron una vez que el proceso de escritura del reinicio está siendo más lento de lo habitual.