Archive for the Fantasía Category

Reflexiones sobre George Lucas y la saga de ”La guerra de las galaxias”

Posted in "Lucasfilm", Acción, Aventuras, Ciencia-ficción, Cine, Críticas, Fantasía, Tráilers, Vídeos with tags , , , , , , , , , on septiembre 18, 2017 by Vinny

 

star-wars-raul

 

Aunque considero valioso lo conseguido en la trilogía original, no me ha convencido el desarrollo del universo de la familia Skywalker después de “El retorno del Jedi”, y lo poco salvable dista mucho de la calidad de los episodios IV, V, y VI.

Encuentro sentimientos encontrados con esta saga. Antes de la llegada del séptimo episodio, ésta resultaba entretenida en 3 o 4 películas, ¡¡¡pero en cuanto pasó a ser una compuesta de 6 la aborrecí soberanamente!!! Lo confieso: No aguantaría volver a ver entera “La amenaza fantasma” ni mucho menos “El ataque de los Clones”, porque sufriría como un condenado si volviera a hacerlo.

Con esto digo que el director debería haberse olvidado de retocar las primeras películas rodadas de “Star Wars” y, por supuesto, dirigir las precuelas con las ideas originales que tuvo entre “El imperio contraataca” y “El retorno del Jedi”, las cuales fueron mucho más interesantes que lo que terminó viendo el público. En el siguiente enlace hacia el sitio de la revista Cinemanía podréis consultarlas: http://cinemania.elmundo.es/noticias/yoda-no-es-un-jedi-asi-deberian-haber-sido-las-precuelas-de-star-wars/

Mucha gente creyó que “La guerra de las galaxias” pasó a la historia del cine por lo original que era cuando, realmente, la originalidad residía en la introducción de elementos del cine bélico de la II Guerra Mundial, de piratas, las leyendas artúricas, los samuráis, la simbología de la espiritualidad protestante y, desde luego, el mundo del cómic dentro de los entornos propios de la ciencia-ficción, aunque el desarrollo de las historias no tuviera nada que ver con ese género, sino con el fantástico. El problema que encuentro aquí es que, al parecer, la gente y muchos fans no se han dado cuenta de estos referentes.

 

prequel-posters

 

Otro problema es que mucha gente que defiende las precuelas lo hace porque piensa que es muy injusto que los fans de la trilogía original las consideren tontas porque aquella también lo era, y no es así. El tono tonto de las películas del periodo 1977-1983 se basaba en el aire ingenuo, despreocupado y aventurero, pero con la virtud de saber cuándo no ser todo eso y ser serio y terrorífico. El error de la etapa 1999-2005 consistió en:

1.- Tomarse todo en serio, quizás demasiado, fallando debido a la mala elección de parte del reparto, puesto que no estaba preparado para un trabajo como tal. Recordemos el pésimo trabajo que hizo Natalie Portman en “La amenaza fantasma”.

2.- El humor demasiado simplón que no casaba bien con la narración. A una película para toda la familia como fue el episodio I no le pegaba nada la adición de escenas en las que se hablara de política con un vocabulario demasiado técnico, puesto que los niños y, seguramente, muchos padres no se van a enterar de lo que se está hablando y, por lo tanto, se van a perder. Para que la gente se enterase bien de la trama política, se debió haber aclarado o explicado en algún diálogo lo que estaba sucediendo en el Senado Galáctico.

Habría sido mejor haber aprendido de un buen ejemplo de trama política dentro de un entorno de ciencia-ficción como fue “Star Trek VI: Aquel país desconocido”, ya que la misma sólo consistía en una intriga que incluía la demostración de la inocencia de unos sujetos a los que se les acusó del crimen que no cometieron contra unos políticos. Aquella fue fácil de seguir gracias a un lenguaje no demasiado formal, técnico y rebuscado.

3.- El otro problema de las precuelas fue la historia de amor entre Anakin y Padme, puesto que ninguno de esos dos personajes llegan a ser interesantes. El primero es un caprichoso gilipollas más interesado en tener todo lo que le dé la gana, llevándole la contraria al maestro Obi-Wan cuando puede y, para muchos, echado a perder por la elección de Hayden Christensen en el rol, quien no supo aportar un ápice de carisma a su personaje. Padme es un personaje no tan inteligente, puesto que es demasiado inmadura e indulgente para ser de familia de buena posición -sus padres eran políticos-. Resulta difícil de creer que ella perdone a Anakin el asesinato de toda una tribu de Moradores de las Arenas que torturaron a su madre en “El ataque de los clones”, incluyendo mujeres y niños, y que ella siga enamorada de él.

 

La frase más patética del Episodio II

 

Tras lo dicho anteriormente, muchos deberían tener en cuenta porqué a mucha gente joven ya no les llamara la atención esta saga: Con un error de casting así y un tratamiento de personajes tan insulso, Darth Vader ha dejado de ser un personaje atractivo, ya que parte de la gracia del mismo era el misterio que rodeaba a su pasado. Por culpa de la existencia de las precuelas, ese encanto se esfumó por completo.

Lo que hizo Lucas con Vader es lo mismo que podría haber ocurrido si Christopher Nolan hubiese rodado una película intermedia entre “Batman begins” y “El caballero oscuro” para narrar los orígenes del Joker y, por desgracia, le hubiera descrito como un inmaduro, gilipollas y caprichoso joven delincuente que siempre le llevase la contraria a todos lo que le rodeaban, incluyendo a sus compañeros de banda y hasta a su propia chica, si es que alguna vez la tuvo… ¿o lo que el villano le dijo a Rachel en “The dark knight” no era cierto? Nunca sabremos si esa historia era verdad o inventada, puesto que Nolan nunca quiso narrar los orígenes de ese criminal. Mejor que haya sido así, puesto que gran parte del horror, encanto e interés hacia este personaje residía en el misterio que lo rodeaba, lo que significaba tener todo el rato dudas sobre qué aspectos sobre él eran realidad o pura invención.

Los que hayan seguido las aventuras de Batman comprenderán de lo que estoy hablando y, por lo tanto, entenderán las razones por las que creo que las precuelas de “Star Wars” (1999-2005) hicieron más daño que bien a Darth Vader y a la saga en general.

4.- Muchas tomas de efectos visuales generadas por ordenador no envejecieron bien.

Simon Pegg, estupendo cómico y actor, y fan de “Star Wars”, declaró que no sólo detestó la evolución de la saga, sino que odió las precuelas y a la generación de fans que las aprecian:

No tengo ningún respeto por cualquiera que piense que esas películas son buenas. No lo son. Son una mala interpretación monumental de lo que las tres películas (originales) eran. Es un ejercicio infanticida total. Como si George Lucas asesinara a su hijo.”

FUENTE: http://blogdesuperheroes.es/cine-imagenes-tras-las-camaras-de-star-wars-el-despertar-de-la-fuerza-abrams-habla-de-la-pelicula-y-del-episodio-viii-y-simon-pegg-alaba-la-pelicula-y-critica-los-episodios-i-iii-y-iii

Esta declaración refleja a la perfección la realidad que mucha gente ha vivido, y también en lo que todo esto se ha convertido: En un producto para adolescentes infantilizados y descerebrados, sin habilidades sociales, cerrados en sí mismos, y que no saben reconocer los referentes cinematográficos y culturales que inspiraron realmente “La guerra de las galaxias”.

Tal vez los episodios I, II y III recaudaran dinero, pero tengamos en cuenta tres factores:

1.- El precio de las entradas de aquella época era más caro que en el periodo 1977-1983.

2.- Las precuelas contaron con mayor presupuesto y… ¡Qué curioso! De todas ellas, “La amenaza fantasma” fue la que mayores beneficios económicos dio a sus responsables y a Fox.

3.- Aun así, el número de entradas vendidas para ver las entregas desde 1999 hasta 2005 fue muy inferior comparado con la IV, V y VI.

Cuando analizamos la siguiente gráfica de recaudación, podemos ver que la trilogía precuela fue muchísimo menos exitosa financieramente que la trilogía original. Aunque parezca mentira, Lucas perdió dinero con ellas por acercarlas más a sus ideas. Además, el merchandising de la trilogía de las precuelas no se vendió tan bien en las jugueterías como se esperaba.

 

Box Office History for Star Wars Movies

 

FUENTES:

http://www.rankia.com/blog/comstar/1792001-5-maneras-arruinar-star-wars

http://www.the-numbers.com/movies/franchise/Star-Wars#tab=summary

En el mismo post donde encontré esta gráfica encontré algo que a mí me chocó enormemente: Según la web http://savestarwars.com/, cuando un fan preguntó educadamente a Lucas en una sesión de “conocer y saludar” porqué no lanzó las versiones originales, éste rodó sus ojos y dijo: “Creced. Éstas son mis películas.”

Si actualmente Lucas hace cosas para niños y, encima, después les pide que maduren está matando su mercado, porque los ofendidos serán los padres de los niños a los que se dirige. Los padres son los que tienen el poder de compra, no los niños. Y los coleccionistas adultos no son compradores casuales, sino que son coleccionistas.

Para colmo, en cuanto apareció la nueva generación de películas de “Star Trek”, dirigidas las dos primeras entregas por un fan de “Star Wars” como es J.J. Abrams, la trilogía “El caballero oscuro” de Christopher Nolan y, desde luego, la irrupción de las películas de Marvel Studios, muchas de las cuales eran tontas e inocentes, pero que interesaron gracias a sus personajes y a los actores que los interpretaban, nadie se volvió a acordar de la creación del cineasta de Modesto hasta que éste vendió su productora Lucasfilm Ltd. a Disney por 3.125 millones de euros y, de paso, una nueva trilogía fue anunciada.

 

George Lucas nunca fue Stan Lee, ni será un gran cineasta

 

Otro punto que me quedó claro es que, por mucha imaginación visual que Lucas poseyera, él no era un cineasta simultáneamente inteligente y arriesgado. Yo le consideraba alguien capaz de hacer más cosas además de cine fantástico, pero George prefirió el camino fácil y ganarse la vida explotando las aventuras de la familia Skywalker cuando su mayor momento creativo ya había pasado. Es más, si por algo pasó a la historia del cine la discutible adaptación de “El señor de los anillos” fue, desde luego, por haber contado con actores más carismáticos y con escenas de batalla más espectaculares que las que se ofrecieron en los episodios I, II, y III de “La guerra de las galaxias”. Es decir, lo que Lucas y los suyos imaginaban en esa época ya no sorprendía tanto a los aficionados al Séptimo Arte de aquella época.

Por lo tanto, habría sido mejor que el director californiano hubiese contado con algún cineasta amigo suyo o alguna joven promesa en la dirección para sorprender de verdad a las nuevas generaciones. Lo malo es que él sí quiso contar con ello, pero todo el mundo le dijo que no había nadie mejor para hacerlas que él mismo. ¡Tierra trágame! ¡Qué gran daño pueden hacer a veces los malos consejos! Lucas debería haber insistido en sus primeras ideas y haber hecho como Stan Lee con sus creaciones en Marvel Comics. Por ejemplo, él realizó los guiones de la colección “The amazing Spider-man” hasta el número 100 y, si la intención era que varias generaciones crecieran con ella, lo más idóneo sería que los lectores no se acostumbrasen a su estilo de narración, sino que ellos se adaptaran a la idea de que otros privilegiados pudieran continuar lo que Stan inició.

Para más INRI, a muchos de los que disfrutaron de las precuelas no les interesaron en absoluto las anteriores y, teniendo en cuenta que la trilogía original era necesaria para conocer el desenlace de lo narrado desde el I al III, no hace más que evidenciar la falta de cálculo del cineasta californiano.

En lugar de las precuelas, debió haber sido más atractiva la idea de haber rodado la historia de otros Jedis que no tuvieran ninguna relación con los Skywalker. Yo jugué al “Rebel assault II” y a los dos primeros “Dark forces”, y admito que con los protagonistas de esos videojuegos se podría haber hecho una saga más novedosa y entretenida. De haber sido así, imaginaos lo que podríamos haber visto de “Caballeros de la Antigua República” (“Knights of the Old Republic”) en el cine. Vi algunos vídeos de este último cuando mi hermano lo jugaba en el ordenador, y os aseguro que fue realmente espectacular en su época.

Último problema que encontré con esta saga: Los nuevos fans que generaron las precuelas son más gilipollas y psicópatas que los que amaron la trilogía original. Si no me creen, echen un vistazo a la siguiente imagen y al vídeo de Gustavo Biosca, alias El Cómico Suicida, en una convención de fans de “Star Wars”.

 

 

LOS WARSIES

Los Warsies

 

 

 

CONSECUENCIAS FATALES

 

Por las razones que he expuesto anteriormente, unos cuantos seguidores descontentos con el cineasta nacido en Modesto hicieron un documental: “The people versus George Lucas” (“La gente contra George Lucas”). En el mismo aparecieron entrevistados, entre otros, el productor de la película original Gary Kurtz -también lo fue de “El imperio contraataca”-, y David Prowse -actor que encarnó a Vader entre 1977 y 1983-. Ambos demostraron su descontento: El primero con los cambios que se hicieron desde 1997 para el episodio IV, y el segundo con la evolución de la saga a partir de “El retorno del Jedi”. Pero hubo más gente que intervino en las películas clásicas que demostraron lo mismo que ellos respecto al rumbo que la saga había tomado.

Comprendo el descontento de esos responsables y de esos fans. Seguramente, con el paso del tiempo, otras sagas como “007: James Bond”, “RoboCop”, “Alien”, “Batman”, “Regreso al futuro” y “Star Trek” acabaron siendo también parte de sus vidas, y ellos esperaban que la creación del californiano se reinventara con el mismo éxito que sí tuvieron la mayoría de ellas. Desgraciadamente, la realidad demostró que no fue así, y George Lucas, quien era considerado un genio como Martin Scorsese, Steven Spielberg y Francis Coppola, resultó no ser el gran cineasta que la gente pensó que era, pero sí hay que ser humildes y reconocer que, desde un punto de vista tecnológico, fue todo un visionario. Ojalá lo hubiera sido también como narrador.

 

 

 

Francis Ford Coppola y George Lucas

Francis Ford Coppola con George Lucas

 

 

Antes del estreno del episodio VII, a Coppola le hicieron una entrevista para la revista “Vanity fair”, y él reconoció lo siguiente:

“George [Lucas] es una especie de genio. Pero creo que es una pena que una franquicia lo absorbiera tanto. Espero que George no se ofenda, pero lo cierto es que Star Wars nos costó unas diez películas suyas que podrían haber sido maravillosas”.

 

Un detalle que aclarar sobre el “Orden Machete”

 

La intención es buena, pero no todo lo que se propuso con éste se consigue. Aunque nos ahorrásemos el episodio I y la explicación de los midiclorianos que se ofreció en el mismo, éstos volvieron a ser nombrados en el III. Pero peor fue el bajón que uno sufre al ver un bodrio como “El ataque de los clones” tras una obra tan sublime como lo fue “El imperio contraataca”.

Por eso prefiero mi propio orden de visionado: “El Orden Machete-Vinny”. La respuesta es bien sencilla: IV, V, la serie “Star Wars: Clone Wars” de Genndy Tartakovsky, III, “Rogue One” y VI. El resto a la basura.

¿Y qué hay de “El despertar de la Fuerza” y “Rogue One”? Eso lo sabréis en mis siguientes artículos.

Pero antes de despedirme, quiero quitaros el mal rollo con el siguiente vídeo: Un avance de la trilogía clásica realizada por un Youtuber utilizando el ritmo y la música del tráiler final del episodio VII. Espero que lo disfrutéis. Por favor, no os vayáis sin comentar.

 

 

 

Anuncios

Ciclo “La guerra de las galaxias” (Parte 6)

Posted in "Lucasfilm", Acción, Aventuras, Ciencia-ficción, Cine, Críticas, Fantasía, Tráilers, Vídeos with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on septiembre 17, 2017 by Vinny

Crítica de “Star Wars: El retorno del Jedi”

 

Tráiler original en castellano

 

Y este avance es el más moderno.

 

LO MEJOR

 

1.- Mark Hamill.

2.- Carrie Fisher.

3.- Ian MacDiarmid como el emperador Palpatine.

4.- La criatura Jabba The Hutt y la forma en la que se le dió vida.

5.- La voz de James Earl Jones y de Constantino Romero para Darth Vader.

6.- Todo el bloque temático dedicado al rescate de Han Solo en Tatooine.

7.- Los efectos especiales.

8.- El duelo final entre Darth Vader y Luke Skywalker.

9.- La partitura de John Williams.

10.- Yoda, el muñeco animado por Frank Oz.

11.- El cameo de Alec Guinness como el espíritu de Obi-Wan.

12.- C-3PO (Anthony Daniels) y R2-D2 (Kenny Baker) siguen teniendo mucha gracia.

 

TÉRMINO MEDIO

 

1.- Billy Dee Williams está bien, pero su personaje podría haber dado más de sí.

2.- Los Ewoks son graciosos, pero tienen un lado oscuro: Su presencia, aunque por un lado ameniza el bloque temático dedicado a Endor, los actos de estos personajes restan verosimilitud y credibilidad a la historia que se nos estaba narrando. ¿En serio nos tenemos que creer que esas criaturas peludas y primitivas son capaces de derrotar a todo un ejército preparado con lo último en armamento? Incluso el argumento de “Avatar”, con la presentación de los poderes mágicos de algunos Na’vi y sus criaturas fantásticas, resultaba más creíble.

Además, la presencia de los Ewoks no encaja con las escenas de Jabba El Hutt, Darth Vader y el emperador Palpatine.

3.- El cameo de Sebastian Shaw convence. Ojalá le hubiésemos visto más tiempo.

 

LO PEOR

 

1.- La restauración de la fotografía para la edición en DVD no hace justicia al filme. La fotografía resulta demasiado oscura en las escenas en la guarida de Jabba, y la iluminación de los propulsores de las naves resulta demasiado fuerte.

2.- El ritmo resulta más lento que en los episodios IV y V. Habría sido mejor reducir la cinta unos 10 minutos.

3.- Los dos “No” de Darth Vader añadidos durante el clímax en la edición en Blu-ray resultan falsos, desganados, estúpidos e inútiles en la versión original. Lo único que Lucas consiguió con esto fue perjudicar y reducir la tensión dramática de la escena. ¡Si hasta la voz de Romero funcionó mucho mejor!

4.- Otro detalle perjudicial, esta vez para la escena final, es el añadido de Hayden Christensen, el actor que encarnó a Anakin en los episodios II y III. ¿Por qué lo es? Porque quien no haya visto las precuelas no entenderá su presencia aquí. Para colmo de males, a la mayoría de los fans más jóvenes de esta saga no les suele gustar el trabajo que hizo.

5.- Es una tontería que, desde la Edición Especial de 1997, la escena de la banda musical de Jabba fuese completamente modificada. Tenía más encanto con títeres que con criaturas creadas con CGI. Hasta la animación de muchos de los personajes de la primera “Toy story” fue más dinámica, fluida y grácil.

6.- Se nota que el episodio VI marcó el comienzo del declive de “Star wars”. Al terminar su visionado, es irremediable tener la impresión de que los Ewoks estuvieron planeados para fabricar y vender merchandising. Movimientos como éste de convertir la obra en una excusa para vender productos acabaría devaluando la importancia de esta saga en el cine.

7.- George Lucas quiso incluir inicialmente Coruscant en “El retorno del Jedi”, pero creyó que el presupuesto se iba a elevar más todavía. Entonces recurrió a… ¡una segunda Estrella de la Muerte! ¡Craso error! ¡Él empezó a reciclar ideas aquí! Si Bespin funcionó genial en “El imperio…”, ¿por qué no podría haber sido así con la antigua capital de la República Galáctica en el siguiente capítulo? El cineasta californiano debió haber arriesgado más.

8.- La destrucción del arma final no es tan emocionante, puesto que resulta un tanto fácil. Sin embargo, sí llega a existir emoción al pensar si Luke podría escapar de la segunda Estrella antes de que ésta explote.

9.- Harrison Ford actúa sobreactuando y cae antipático aquí mientras que esto no sucedía en anteriores entregas.

10.- Uno de los Ewoks que veneran a 3PO como un dios se nota que es una persona disfrazada.

 

CONCLUSIÓN PERSONAL

 

A pesar de que “The return of the Jedi” empezase a reciclar ideas de películas anteriores, a no arriesgar donde pudo, y sí a aprovechar algún personaje para crear productos que vender, el VI episodio llega a ser entretenido, puesto que sus virtudes consiguen, por los pelos, ser mayores que sus defectos.

Aparte del deslumbrante apartado técnico, la mayoría de los actores ofrecen resultados notables y el humor no siempre es infantiloide. Para la Historia del Cine quedarán momentos como la caída de la banda de Jabba, la persecución por los bosques de Endor, los Ewoks contra los AT-AT, el duelo final, la rebelión y redención de uno de los villanos, y las batallas entre naves espaciales. Todos estos momentos se ofrecen sin traicionar el espíritu de aventuras de capa y espada, caballeros negros, princesas que se convierten en guerreras, vaquero granuja enamorado, magos, el alzamiento de un héroe, amos del calabozo y brujos en un entorno de ciencia-ficción post-moderna.

Aun así, “El retorno del Jedi” fue el mayor perjudicado por los cambios que hizo Lucas desde mediados de los 90, siendo las peores versiones las lanzadas en DVD y Blu-ray. Pero no todos los cambios eran malos. No importa que el colorido de los hologramas no fuera el mismo que el de la versión de 1983. Fue más molesto sustituir los títeres de la banda musical de Jabba por criaturas CGI. En cambio, sí se agradecen los realizados al Sharlac de Tatooine, puesto que añadieron más vida a la criatura, la explosión de la estación espacial es más espectacular, y la música de la escena final es menos tonta e infantil que la que escuchó la gente en su momento. Por cierto, Sebastian Shaw apareció al final de la Edición Especial de este episodio, por lo tanto son más recomendables el visionado de las versiones estrenadas en 1983 y 1997.

De todas formas, si eliminásemos a los Ewoks de la ecuación, la cinta seguiría siendo aceptable.

 

NOTA: 6,5/10

 

LAS PREGUNTAS

 

1.- De tantos cambios que sufrió la cinta a lo largo de los años, ¿por qué sigue apareciendo el Ewok con ojos de niño humano en la escena en la que se venera a 3PO como un dios? ¿Tanto trabajo costaba sustituir ese personaje con otro creado con CGI o, simplemente, haber eliminado el plano en el que aparecía?

2.- En la escena en la que Darth Vader llega en una nave a Endor, y sale de ella chocando su casco con parte de la nave sin que le pase nada, ¿no se les pudo ocurrir hacer al villano más pequeño en ese plano o, mejor todavía, cortarlo justo antes de que se produzca el fallo?

3.- Si David Prowse trabajó con Stanley Kubrick aceptablemente en “La naranja mecánica”, ¿por qué no se le permitió actuar sin la máscara y el casco de Vader en una de las escenas cumbre?

4.- Los dos “No” de Darth Vader para la versión Blu-ray eran desganados y todo eso pero, aun así, ¿en serio era para cabrearse? Creo que otros cambios fueron mucho peores. No me refiero sólo a la actuación de los músicos de Jabba. También estoy señalando al hecho de hacer que, en la película original, Greedo disparase primero a Han Solo en la cantina de Mos Aisley, cuando realmente fue este último quien disparó primero en la versión de 1977. Fue por esto que muchos fans decidieron protestar llevando camisetas que dijeran “Han shut first”, es decir, “Han disparó primero”.

5.- ¿Es mi impresión o los dos nuevos “No” de Constantino Romero en el doblaje español son más convincentes e intensos que en la versión original?

 

Eso es todo. El siguiente artículo reflejará mis reflexiones sobre lo que la saga nos ha ofrecido hasta ahora. Aparte de vuestras impresiones sobre “El retorno del Jedi”, ¿qué respuestas daríais a estas preguntas?

Ciclo “La guerra de las galaxias” (Parte 5)

Posted in "Lucasfilm", Acción, Ciencia-ficción, Cine, Críticas, Fantasía, Tráilers, Vídeos with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on julio 23, 2017 by Vinny

Crítica de “Star wars. Episodio III: La venganza de los Sith”

 

 

LO MEJOR

1º.- Ewan McGregor entregó aquí la mejor actuación de toda la trilogía.

2º.- Ian McDiarmid como Palpatine.

3º.- La voz de Frank Oz como Yoda.

4º.- El diseño de las naves es el más atractivo de esta trilogía.

5º.- Los decorados.

6º.- Los duelos de sables-láser son numerosos y espectaculares.

7º.- La transición de una democracia a una dictadura sí resulta en este contexto creíble.

8º.- El diseño del general Grievous.

9º.- La partitura de John Williams.

10º.- La animación del Yoda digital está más lograda que en la entrega anterior.

11º.- La espectacular secuencia del inicio del filme, de lo poco que aguantó bien el paso del tiempo.

12º.- El montaje de la secuencia de la caída del Consejo Jedi.

13º.- Aunque los duelos Palpatine-Yoda y Anakin-Obi-Wan estén montados en paralelo, son emocionantes y fáciles de seguir, no como el clímax de “La amenaza fantasma”, porque en aquella teníamos:

a) La batalla entre los Gungans y los droides de la Federación.

b) El asalto al Palacio de Naboo.

c) La batalla de las naves.

d) El duelo de los Jedi contra Darth Maul.

Como fue mucha información y también estaban montados en paralelo, no podías disfrutarlo tan bien.

14º.- Los efectos sonoros.

15º.- Los efectos visuales, aunque no todos aguantaron bien el paso del tiempo.

16º.- Aquí encontramos más escenarios construidos que en las dos entregas anteriores.

17º.- La excelente voz que le otorgó el actor Matthew Wood a Grievous.

 

EN TÉRMINO MEDIO

1º.- Jimmy Smits como el Senador Bail Organa.

2º.- Natalie Portman como Padmé. Su trabajo es soportable, pero el problema es que no hace gran cosa aquí.

3º.- Silas Carson como el virrey Nute Gunray.

 

LO PEOR

1º.- Tras haber sido visionadas las películas de la trilogía original, “La venganza de los Sith” (2005) termina siendo predecible.

2º.- Los midiclorianos vuelven a ser nombrados, echando por tierra el carácter mágico y místico de la Fuerza y haciendo menos creíble el motivo de Anakin para convertirse al lado oscuro.

3º.- La cinta sólo rescata los aspectos de las aventuras de capa y espada, y del cine de samuráis, pero el resto no tiene nada que ver con el espíritu de la trilogía original.

4º.- La obra desperdicia la oportunidad de hablar de los problemas de lo que sucede cuando la religión se relaciona demasiado con la política.

5º.- La película se adaptó para los que vieron la serie animada “Las guerras clon” de Genndy Tartakovsky (creador de las series “El laboratorio de Dexter”, “Las supernenas”, “Samurai Jack”, y del díptico “Hotel Transilvania”), pero una persona que no la haya seguido le importará muy poco que un villano de esa serie como es el General Grievous aparezca por aquí.

6º.- En general, las escenas de naves no han aguantado bien el paso del tiempo, porque en muy poco tiempo surgieron series anime que superaban en impacto y espectacularidad lo hecho en la trilogía de las precuelas. Incluso las nuevas entregas de “Star Trek” superaban en este aspecto a esta entrega, y eso que la primera de las que dirigió J.J. Abrams se estrenó en 2009. Teniendo en cuenta que “La venganza de los Sith” data de 2005, permitidme que os diga que, es este aspecto, la cinta de Lucas ha envejecido demasiado pronto. Pero profundizaré más sobre este apartado en mi reflexión final.

7º.- Hayden Christensen sólo es creíble cuando es uno de los héroes del filme. Pero, cuando se convierte en uno de los villanos, su actuación deja de serlo y, a partir de ahí, la película empieza a ir cuesta abajo, salvándose en pocos momentos.

8º.- Samuel L. Jackson y Christopher Lee están desaprovechados, y es una pena porque ambos son actores más que buenos. ¡¡ATENCIÓN: SPOILER!! Para que disfrutásemos mejor del segundo actor, quien debió haber muerto al comienzo del filme era Grievous y no el Conde Dooku. ¡¡FIN DE SPOILER!!

9º.- El doblaje que se hizo en España es realmente espantoso: El de “Batman begins” a su lado podía pasar por bueno, y eso que el de la película de Nolan no lo era tampoco.

10º.- El encuentro entre Kenobi y Grievous debió haber ocurrido mejor en Kashyyyk en lugar de Geonosis, porque el primer planeta es mucho más vistoso y atractivo que el segundo. Una pena que el mundo de Chewie salga tan poco.

11º.- La caracterización de Ian McDiarmid como el emperador desfigurado no es creíble debido al pésimo maquillaje.

12º.- El aspecto de Peter Mayhew como Chewbacca no es tan simpatico como el de otros episodios de “La guerra de las galaxias”.

13.- ¿Por qué los trajes de algunos soldados de la República Galáctica estaban realizados con ordenadores? ¿Tanto costaba crearlos en la vida real más que en el digital?

 

EL FALLO TONTO MÁS PERDONABLE: George Lucas no respeta el destino de Padme Amidala que se dijo en “El retorno del Jedi” (1983). ¡¡ATENCIÓN: SPOILER!! Si Padme muere tras el parto, ¿cómo es posible que Leia dijera en el episodio VI que recordaba que su auténtica madre estaba siempre muy triste y que murió joven? ¡¡FIN DE SPOILER!!

 

CONCLUSIÓN PERSONAL

Lo reconozco, las precuelas fueron una decepción total por varios detalles que molestaron mucho a los seguidores, entre algunas razones estuvieron las siguientes:

1º.- Quitarse pronto de en medio a Qui-Gon Jinn, interpretado por Liam Neeson, que era el personaje que más molaba de esta trilogía.
2º.- Infantilizar más todavía esta saga con un ser tan poco gracioso como Jar Jar Binks -cualquier compañero de aventuras de Jennifer Connelly en “Dentro del laberinto” era más gracioso que él-. 3º.- Narrar en “El ataque de los clones” la historia de amor más sosa y aburrida del mundo del Séptimo Arte. Incluso el romance que se vió en “Memorias de África” tenía más enjundia.
4º.- Los midiclorianos acabaron con el aspecto mágico y místico relacionado con la Fuerza.
5º.- Abusar demasiado del uso de los ordenadores.

De todas las precuelas que aparecieron, la única que me entretuvo fue ésta, pero eso no significa que sea una obra redonda, puesto que el interés de una película, ya sea de aventuras, de ciencia-ficción, de fantasía o de acción, depende de sus villanos también. El episodio III cuenta con tres villanos -el Conde Dooku, interpretado por Christopher Lee, aquí no cuenta por salir sólo al principio-: El general Grievous, Darth Sidious (Ian McDiarmid), y Darth Vader (Hayden Christensen). El primero es más que decente y está bien doblado, pero si no viste la serie animada “Star Wars: The Clone Wars” te dará igual. El segundo está genial, fabuloso. McDiarmid es un gran actor. Ojalá le contraten pronto para otra película para la gran pantalla, porque se lo merece. Desgraciadamente no puedo opinar lo mismo de Christensen, porque este chaval sólo es creíble mientras está interpretando al héroe, pero esa credibilidad se pierde cuando se convierte en uno de los malos del filme.

La música, la escenografía y los efectos especiales son excelentes, y las vestimentas son las menos horteras de toda esta trilogía.

Ewan McGregor sí trabajó muy bien su papel como Obi Wan, y lo mismo digo de la voz de Frank Oz para Yoda. Jimmy Smits (“La ley de Los Ángeles” y “NYPD Blue (1993)”) y Natalie Portman (“Cisne negro”) están medianamente aceptables. Lamentablemente, Christopher Lee y Samuel L. Jackson, buenos actores ambos, están muy desaprovechados. Ambos deberían haber salido más. Respecto a lo de Peter Mayhew como Chewie, sinceramente, me parece un desperdicio por no hacer nada destacable en toda la cinta salvo dar una idea de que, de no ser por Yoda, Obi Wan y Chewbacca jamás se habrían llegado a conocer.

Sin embargo, el episodio III sí funciona al tratar de demostrar lo que sucede cuando un gobierno republicano o democrático acaba haciendo pactos con terroristas y dictadores… que termina convirtiéndose en otra dictadura, y una frase que dijo Padme lo demuestra:

 

La frase de la película - 1

 

La frase de la película - 2

 

MI NOTA: 5’5/10.

 

De todas formas, sigue lejos de lo que se hizo en las más viejas. No la recomiendo a todo el mundo, porque si eres fan de Darth Vader, como lo eran algunos de mis amigos, acabarás defraudado. De todas formas, tras terminar la saga me dí cuenta de que, personalmente, preferiría respetar a George Lucas más por crear a Indiana Jones que por “Star wars”, aunque piense que él haya sido el cineasta de su generación que más daño ha hecho al mundo del cine.

Por cierto, después de ver esta película, tengo que expresar lo siguiente: Tengo la impresión de que Lucas no repasó bien lo que se narró en “El retorno del Jedi” al cometer un fallo de continuidad respecto a los recuerdos que Leia tenía de su madre, y me parece que no lo hizo porque siente vergüenza del resultado de los episodios IV-V-VI.

La próxima de la que hablaré será del episodio VI, “El retorno del Jedi”. Así, finalizaremos el repaso de las aventuras de la familia Skywalker según el “Orden Machete”. Y después, ofreceré mi reflexión sobre lo que nos ofreció hasta ahora la saga y, por último, se analizarán “El despertar de la Fuerza”, la nueva entrega que ha sido dirigida por J.J. Abrams, y “Rogue One”, en las que George Lucas no intervino.

 

Ciclo “La guerra de las galaxias” (Parte 4)

Posted in "Lucasfilm", Acción, Aventuras, Ciencia-ficción, Cine, Críticas, Fantasía, Tráilers, Vídeos with tags , , , , , , , , , , , , , , , , on julio 23, 2017 by Vinny

Crítica de Star Wars. Episodio II: El ataque de los clones (George Lucas, 2002)

 

 

LO MEJOR

1.- Es la película que mejor aprovecha la presencia de Samuel L. Jackson.

2.- Christopher Lee también fue de los que salvaron lo poco de valor que ofreció la cinta.

3.- Las escenas de la investigación en Kamino.

4.- La pelea cuerpo a cuerpo entre Jango Fett (Temuera Johnson) y Obi-Wan (Ewan McGregor).

5.- Jar Jar Binks (Ahmed Best) aparece menos aquí.

6.- La espectacularidad de las escenas de acción conseguidas en los últimos 40 minutos de película.

7.- Jack Thompson como Cliegg Lars.

8.- La voz de Frank Oz como Yoda.

9.- El trabajo frente a la cámara de Temuera Morrison como Jango Fett.

 

TÉRMINO MEDIO

1.- La música de John Williams no estuvo a la altura de los demás episodios.

2.- A Ewan McGregor le falta carisma para su personaje en este episodio.

3.- La voz de Ron Falk para el personaje Dexter Jettster.

4.- Andy Secombe como la voz de Watto.

5.- Anthony Daniels como C-3PO.

6.- Silas Carson como el Virrey Nute Gunray.

7.- El dúo formado por Joel Edgerton y Bonnie Piesse como Owen y Beru, los futuros tíos de Luke Skywalker.

8.- Ayesha Dharker.

9.- Natalie Portman actúa mejor aquí que en “La amenaza fantasma”: Su trabajo como heroína de acción desde la secuencia del Coliseo de Geonosis convence, pero su trabajo en el resto del metraje resultó sosa.

 

LO PEOR

1.- El tratamiento de Anakin y Padme no es nada interesante.

2.- Hayden Christensen actúa aquí peor que él mismo en “La venganza de los Sith” y que Jake Lloyd en el primer capítulo de la saga.

3.- Ian McDiarmid, Jimmy Smiths y Pernilla August están desaprovechados aquí.

4.- El romance entre Anakin Skywalker y Padme es soso y cursi y, para colmo, nada creíble.

5.- La persecución de los autos flotantes en Coruscant no es emocionante.

6.- Le falta un ritmo más fluido y trepidante a las peleas de naves entre Obi-Wan y Jango Fett. Los chicos de ILM (Industrial Light and Magic) debieron haber trabajado más, ya que muchas cosas que se hicieron en esa época llegaron más lejos. Por ejemplo: Cualquier entrega de “El señor de los anillos”.

7.- En el vídeo del “Tráiler honesto” dedicado a la película se quedaron cortos: ¡Christopher Lee no apareció hasta transcurrida una hora y cuarto de película!

8.- Se echan en falta más escenarios reales o construidos, puesto que se abusa de los ordenadores para crearlos.

9.- El maquillaje de Adesha Parker como reina de Naboo no le sienta tan bien como a Natalie Portman.

10.- El ritmo narrativo del filme resulta excesivamente lento, lo que hizo que este episodio fuera el más coñazo de toda la saga.

11.- ¿Por qué se eliminó la escena de los padres de Padme y del dormitorio de ella? La primera no es tan cursi como la del almuerzo con una pera elevada en el aire por Anakin usando la Fuerza, ni como aquella en la que él galopa sobre un animal, se cae de él, y termina abrazado y dando vueltas con Padme sobre el cesped. Estas dos se podrían haber eliminado perfectamente. Sin embargo, la del dormitorio con las foto-hologramas sí resultaba curiosa e interesante. Difícil de creer que fuese eliminada.

12.- La escena de Skywalker y Amidala en la fábrica de Geonosis no lleva a ninguna parte, puesto que el único que comete alguna heroicidad fue R2-D2. Salvo eso y ver a 3PO metido en problemas, los otros dos no hicieron ninguna heroicidad digna de admirar.

13.- El tono adolescente-familiar buscado para la cinta no era la más idónea para desarrollar la trama.

14.- ¿Era necesario que los trajes de los soldados del ejército de la República fueran generados por ordenador en lugar de ser hechos a mano?

15.- Se echa en falta más heroicidades por parte de los personajes principales. Las únicas que se vieron fueron el rescate de Padme por los Jedis, la persecución que ellos hicieron para capturar a la asesina Zam Wesell (Leeanna Walsman) y la investigación que realizó Obi-Wan, pero no son suficientes.

 

NOTA: 3/10

 

CONCLUSIÓN PERSONAL

Lo siento mucho por los fans, pero prácticamente no puedo con ella. Las investigaciones fueron curiosas y llamaron la atención, pero la obra se fue a la porra por culpa de una historia de amor insulsa, diálogos cursis y carente de interés debido a que los enamorados no son personajes interesantes, el abuso de los ordenadores -demasiados escenarios y trajes de soldados fueron creados con ellos-, la poca presencia de Christopher Lee -de las dos horas y 20 minutos que duró la cinta, sólo habíamos contado con él en la última hora-, escenas que no llevaron a ninguna parte, y la falta de escenas en la que pudieramos ver alguna heroicidad. Estas fallas hicieron que el producto final acabase por debajo del primer episodio, y eso que Jar Jar apareció poco, como dije anteriormente.

Lo curioso fue que, cuando vi el segundo episodio por primera vez en el cine, pensé que estaba viendo un vídeo introductorio del videojuego “Star Wars. Dark forces II: Jedi Knight” en lugar de una película, y creo que no fue una buena señal, puesto que le restó veracidad a lo que se mostraba en imágenes.

Menos mal que la cosa mejoró con “La venganza de los Sith”, pero eso no quita que “El ataque de los clones”, actualmente, sea la peor cinta -y la más aburrida- de la saga.

 

POSDATA: MENCIÓN HONROSA ESPECIAL

El duelo entre Yoda y el Conde Dooku. ¿Por qué? No me importa si Yoda estaba cojo, aún no le hemos visto cómo saltaba cuando tenía las dos piernas bien. Además, después de aburrirme como una mona con ese amorío y las nada frenéticas persecuciones en Coruscant y en el espacio, fue de lo mejor de todo el producto.

 

Ciclo “La guerra de las galaxias” (Parte 3)

Posted in "Lucasfilm", Acción, Aventuras, Ciencia-ficción, Cine, Críticas, Fantasía with tags , , , , , , , , , , , , , , , on enero 5, 2017 by Vinny

Crítica de la primera versión de El imperio contraataca (Irvin Kershner, 1980)

 

 

NOTA: Se analizará la versión doblada del filme, puesto que no tuve la suerte de comprar esta primera versión en VHS, y en DVD fue lanzada después de una primera edición de un pack que incluía la trilogía original. En lugar de comprar las mismas películas de nuevo, me decidí a bajarme los montajes originales con calidad láserdisc de Internet.

 

LO MEJOR

 

1.- La voz de Constantino Romero para Darth Vader.

 

2.- Vader resulta aquí un magnífico villano.

 

3.- Yoda, aunque aquí fuese una marioneta, sus movimientos y gestos están logrados con soberbios resultados por Frank Oz.

 

4.- La partitura de John Williams.

 

5.- Mark Hamill como Luke Skywalker.

 

6.- Harrison Ford y Carrie Fisher sí que forman una pareja de enamorados creíble, y su romance en pantalla no llega a ser tan cursi, indiferente y falto de inteligencia como aquel narrado en “El ataque de los clones”. Aquí, lejos de demostrar la estupidez de los enamorados, ayuda a alcanzar un nivel de madurez que no poseían en el primer acto de la obra

 

7.- Billy Dee Williams como Lando Carlrisian.

 

8.- C-3PO es más gracioso en esta entrega.

 

9.- Los efectos especiales.

 

10.- Los decorados.

 

11.- La estupenda ambientación de los planetas Dagoba y Hoth.

 

12.- El duelo entre Luke y Darth Vader.

 

LO PEOR

 

1.- El final está excesivamente abierto obligándonos a ver “El retorno del Jedi”.

 

2.- En la versión de 1980, la ciudad de Bespin resulta demasiado fría. En este aspecto sí que le ganó la edición especial de la cinta estrenada en 1997.

 

 

NOTA: 8/10

CONCLUSIÓN PERSONAL

 

A pesar del final abierto, “El imperio contraataca” fue el episodio que mejor aguantó el paso del tiempo, y lo hizo gracias a un romance nada cursi y sí más creíble, la increíble ambientación de los planetas Dagoba y Hoth, la animación de Yoda, el gran trabajo de los actores, el duelo final, el humor de C-3PO, la puesta en escena de Irvin Kershner, la escena de los asteroides, y el guión de Lawrence Kasdan con míticas frases que pasaron a la historia del cine en boca de Han, Leia y Vader. Todos estos elementos ayudaron a engrandecer todavía más lo conseguido en la obra anterior, llegando esta vez incluso a gustar a gente que no quedó convencida con la película original o, simplemente, detestaba la saga en general. Cuando una cosa así se consigue, entonces hay que reconocer que hubo mucho mérito en Kershner y en Kasdan por sus aportaciones.

 

Lástima que no se superaran en el siguiente capítulo: El sindicato de directores multó tras el estreno de “El imperio contraataca” a George Lucas y al director del filme por no empezar primero por los títulos de crédito iniciales. Aquello provocó que la major 20th Century Fox, en lugar de apoyar al cineasta californiano y a su amigo, estuviese cabreada con ellos a pesar de la gran cantidad de dinero que el episodio V había generado. Fue tal el disparate que vivió Alan Ladd Jr., el presidente de la compañía por aquel entonces, que decidió dimitir. Fue tal la decepción que por eso Irvin decidió no rodar “El retorno del Jedi”. Decisión que años más tarde confesó que había lamentado porque, para él, lo que hizo Richard Marquand no estuvo a la altura, aunque reconoció que, aún así, la película le salió muy bien.

 

Pero, para muchos, el cierre de esta trilogía no hizo justicia a la saga. Pero eso será otro capítulo de este repaso a las aventuras de la familia Skywalker. Recordemos que estamos repasándolas según el “Orden Machete”, es decir, IV, V, II, III, y VI. El siguiente artículo estará dedicado a “El ataque de los Clones”.

Ciclo “La guerra de las galaxias” (Parte 2)

Posted in "Lucasfilm", Acción, Aventuras, Ciencia-ficción, Cine, Críticas, Fantasía with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , on noviembre 6, 2016 by Vinny

Crítica de “Star wars. Episodio IV: Una nueva esperanza”

 

El “Orden Machete” de “Star Wars” comenzaba con el episodio IV. Por eso empezamos con un mashup de la trilogía original inspirado en el tercer avance de “El despertar de la Fuerza”…

 

 

…y ¡¡SORPRESA!! ¿A que no os lo esperabais?

 

 

Que conste que no odio “Star Wars”. La razón por la cual decidí incluir el tráiler honesto fue porque, por muchos méritos que tenga esta obra para ser recordada para bien -los cuales son reconocidos por el equipo detrás de este avance honesto, Screen Yunkies-, no es la obra perfecta que mucha gente cree que es. Como vísteis en el vídeo, no todo lo que desapareció de la versión original en las ediciones posteriores era bueno.

Pero también concuerdo con otro punto que señalaron los Yunkies: El episodio IV se fue a echar a perder por culpa de las criaturas digitales que fueron añadidas desde 1997, ya que estropeaban el conjunto. Por eso, la versión que se analizará aquí es la estrenada originalmente en 1977.

 

LO MEJOR

 

1º.- Harrison Ford.

2º.- Mark Hammil.

3º.- Peter Cushing.

4º.- Alec Guiness.

5º.- Los revolucionarios que fueron los efectos especiales para su época.

6º.- Los decorados.

7º.- El dúo C-3PO (Anthony Daniels) y R2-D2 (Kenny Baker) resulta muy gracioso.

8º.- El logrado remontaje que hicieron Marcia Lucas, Richard Chew y Paul Hirsch, porque el primer montaje que tuvo la película original era un auténtico desastre.

9º.- La impactante secuencia de inicio del filme.

10º.- El diseño de las distintas naves.

11º.- La forma en la que George Lucas renovó la fantasía espacial: Mediante la introducción de elementos del cine del oeste, capa y espada, de samuráis, las leyendas artúricas, el mundo del cómic, las películas de piratas, y las películas bélicas de la II Guerra Mundial, y añadiendo otros de la espiritualidad protestante.

12º.- Los efectos de sonido.

13º.- La partitura de John Williams.

14º.- David Prowse como la parte física de Darth Vader.

15º.- James Earl Jones como la voz del villano.

 

TÉRMINO MEDIO

 

1º.- Carrie Fisher como la princesa Leia Organa.

2º.- Peter Mayhew como Chewie.

3º.- El dúo Phil Brown y Shelagh Fraser como los tíos Owen y Beru.

 

LO PEOR

 

1º.- Que la gente piense que “Star wars” fue una saga infantil o para toda la familia desde su inicio, cuando lo cierto era que inicialmente no estuvo concebida así. Es más, George Lucas, admirador del cine de Akira Kurosawa, pensó en principio en el actor Toshiro Mifune para el rol de Darth Vader.

2º.- Cuando Lucas adaptó los elementos propios de los cómics, también lo hizo con sus defectos, como que los puntos débiles de algunos enemigos resultaban demasiado fáciles de encontrar. Se debe destacar este punto debido a que el punto flaco en el diseño de la Estrella de la Muerte resulta muy ingenuo desde el punto de vista de un espectador de hoy en día.

3º.- Algunas líneas de diálogo de los miembros del Imperio Galáctico son demasiado largas y rebuscadas, problema que también sucedía en algunos instantes de “El halcón maltés”.

4º.- Me cuesta creer que se incluyera en su momento la toma en la que unos soldados de asalto del Imperio, cuando pasan por una puerta, la cabeza de uno de ellos choca con la parte de arriba de la misma. ¿Tanto trabajo habría costado haber rodado ese instante de nuevo?

 

NOTA: 8’5/10

 

CONCLUSIÓN PERSONAL

 

Cuando quise saber cómo recibieron los fans el final de la trilogía de las precuelas, me dediqué a ver en la web eCartelera los comentarios de la gente que vió en su momento “La venganza de los Sith”, y me encontré con el comentario de un tío que se hizo llamar Moore, el cual hablaba mal de esta saga pero, por desgracia, lo hacía sin tener ni idea de lo que estaba hablando. Según él, los fenómenos relacionados con series como “Caillou” o “Dora, la exploradora” eran normales porque sólo interesaban a la gente durante un determinado periodo de tiempo, mientras que lo de “Star Wars” no era normal, porque Moore creyó que esta saga era para niños, y que no comprendía porqué a alguna gente mayor le seguía gustando. Además, este hombre tuvo una mala experiencia con unos niñatos inmaduros que eran fans de la obra de Lucas. De todas formas, mi conclusión sobre este tipo de seguidores la expondré en mi reflexión sobre lo que nos ofreció esta saga hasta ahora.

Como a mí no me gusta ese tipo de seguidores, mi análisis será más serio y objetivo, y lo que expondré a continuación es lo mismo que me habría encantado decirle a este hombre si lo tuviera delante…

Lo volveré a decir: La guerra de las galaxias” nunca estuvo pensada para ser una saga para niños, puesto que su creador, George Lucas, quiso a Toshiro Mifune para el rol de Darth Vader, y Mifune no hacía películas para niños. Por desgracia, el actor japonés lo rechazó pensando que sí lo era. Es más, mi padre fue a ver al cine la obra original en 1977, cuando él tenía 23 años, y le encantó. Si realmente hubiese sido una película infantil, dudo mucho que él me la recomendase cuando yo tenía 14 años. Por lo tanto, cuando leo una comparación de “Star Wars” con productos como “Caillou” o “Dora, la exploradora”, la verdad… es que no habría podido evitar reirme de un acto tan absurdo como ese.

Y aclaro: El hecho de que a me guste “Star wars” no significa que yo tenga que ser a la fuerza el típico inmaduro que me guste jugar con espadas-láser, porque eso es algo que dejé de hacer a los 12 años. El que crea que la única grandeza de la saga galáctica sea la creación de dichos sables es que no ha comprendido las auténticas razones por las que pasó a la historia.

Aquí dejo el enlace: http://www.ecartelera.com/peliculas/la-guerra-de-las-galaxias-episodio-3-la-venganza-de-los-sith/criticas/

A todos aquellos que piensen como Moore: Por favor, no baséis vuestras críticas de esta licencia en una mala experiencia con unos niños ratas que creen ser frikis…

Pero La guerra de las galaxias no pasó a la historia únicamente por la creación de ese arma, ni por utilizar el merchandising para recuperar la inversión -hecho que criticó hasta la exageración Mel Brooks en “La loca historia de las galaxias”-, lo hizo por integrar dentro de escenarios propios de la ciencia-ficción rasgos de otros géneros cinematográficos:

1.- El género de piratas: la película original empieza con un abordaje.

2.- El cine de samurais: Darth Vader.

3.- Las aventuras de capa y espada: los mosqueteros aquí son los Caballeros Jedi y sus espadas son sables láser.

4.- El western: Han Solo es un cowboy del espacio, y Mos Aisley es un lugar que, sin los aspectos fantásticos y tecnológicos, podría haber aparecido en una de este género. Además, la cantina es el perfecto lugar en el que, tras un tiroteo, la gente prefiere seguir escuchando música en lugar de quedarse mirando la desgracia que ocurrió justo donde están.

5.- Las leyendas artúricas: los que adiestran al héroe, Obi-Wan y Yoda, se pueden considerar magos como Merlín, el poder de la Fuerza es la Magia, y Vader entra aquí como el caballero negro de la función que secuestra a la damisela y, por supuesto, aquí también tenemos una princesa.

6.- La espiritualidad protestante: Luke iba de blanco en la película original.

7.- Las películas de la II Guerra Mundial: algunos soldados del imperio parecen salidos de películas de nazis. Además, las escenas de naves estuvieron inspiradas en el documental “La batalla de San Pietro”, dirigida por John Houston.

Pero dejadme deciros que, si la gente sólo valora el fenómeno teniendo en cuenta únicamente las seis películas, ahí sí que estoy entonces de acuerdo con los detractores. Lo que pasó es que esta saga galáctica no sólo sobrevivió gracias al cine y al merchandising, sino también gracias al mundo de la viñeta, puesto que Marvel Comics y Dark Horse publicaron cómics inspirados en este universo, las novelas literarias que continuaban lo visto en las películas, y los videojuegos que LucasArts programó inspirándose en las aventuras galácticas y en las del famoso arqueólogo Indiana.

Es por eso que Lucas ha conservado bastante bien a sus fans… ¡hasta que las precuelas aparecieron a partir de 1999! Otro día me extenderé sobre este aspecto.

El autor de este texto creció con la trilogía del arqueólogo – sí, leísteis bien, para mí “Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal” no existe en absoluto, – y con las sagas de acción como “La jungla de cristal” con Bruce Willis, “Terminator” con Arnold Schwarzenegger, y “Arma letal” con Mel Gibson y Danny Glover, y sigue viendo la trilogía clásica de “Star Wars”, cuya estética post-moderna, aunque muchos no lo crean, es mucho más atractiva de lo que dan a entender los que se disfrazan con esas vestimentas horteras de las precuelas.

Ciclo “La guerra de las galaxias” (Parte 1)

Posted in "Lucasfilm", Acción, Ciencia-ficción, Cine, Críticas, Fantasía, Tráilers, Vídeos with tags , , , , , , , , , , , , on junio 25, 2016 by Vinny

¿Por qué “La amenaza fantasma” está fuera del “Orden Machete” de “Star Wars”?

 

Pinchad en este vídeo para que saber en qué consiste el “Orden Machete” de la saga “La guerra de las galaxias”.

En principio es una buena idea, porque así evitaríais sufrir el bajón de calidad si ves las películas según en el orden en que se rodaron y, también, no sufrir viéndolos por el orden cronológico, empezando por los peores episodios de la saga. Por cierto, con este segundo orden se perderán la sorpresa del “Vader twist” de “El imperio contraataca”.

A continuación, se ofrecerá una crítica que destaca los aspectos salvables de “La amenaza fantasma” pero, además, se nombraran las razones por las cuales este episodio quedó fuera del “Orden Machete”.

 

Tráiler original del filme

 

 

LO MEJOR

 

Liam Neeson en ''La amenaza fantasma''

Liam Neeson en “La amenaza fantasma”

 

1º.- Liam Neeson.

2º.- Pernilla August.

3º.- C-3PO (Anthony Daniels) y R2-D2 (Kenny Baker) tienen aquí mucha más gracia que Jar Jar Binks (Ahmed Best).

 

duel-of-the-fates

 

4º.- El duelo de sables final.

5º.- La música de John Williams.

6º.- Jake Lloyd como el pequeño Anakin Skywalker.

 

Ian McDiarmid como Palpatine en La amenaza fantasma

Ian McDiarmid fue bastante rejuvenecido en el Episodio I

 

7º.- Ian McDiarmid como Palpatine.

8º.- El vestuario.

9º.- La voz de Frank Oz como Yoda.

10º.- El maquillaje.

TÉRMINO MEDIO

 

Ewan McGregor

 

1º.- Ewan McGregor: Su trabajo no es malo, pero este actor no hizo gran cosa aquí. También tengamos en cuenta que el Obi-Wan que aparece en “La amenaza fantasma” no es todavía el mismo que vimos en la trilogía original de la saga.

2º.- Hugh Quarsie como el Capitán Panaka.

3º.- Oliver Ford Davies como Sio Bibble, el secretario de la reina Amidala.

4º.- La voz de Lewis Macleod como Sebulba.

5º.- Silas Carson como el virrey Nute Gunray.

LO PEOR

 

Jar Jar Binks

 

1º.- Jar Jar Binks: Si hubiese realizado alguna heroicidad y menos meteduras de pata en toda la película, habría sido soportable. Por desgracia, no fue así. La mayoría de sus gracietas son demasiado simples, pueriles, y tontas. Para mayor lástima, su dicción es excesivamente complicada de entender.

 

Maquillaje 2

 

2º.- Natalie Portman hizo en este “Episodio I” el peor trabajo de toda su carrera. Verla actuar con su voz original es una auténtica decepción y, por consiguiente, su actuación no resulta nada creíble.

3º.- La batalla entre los Gungans y los robots de la Federación en los campos de Naboo debió haberse eliminado del montaje final, debido a que no resulta nada emocionante, sino vergonzoso.

 

Politicastros en el Senado Galáctico

Politicastros en el Senado Galáctico

 

4º.- Las escenas sobre política utilizan un vocabulario demasiado técnico para el público infantil y adolescente, es decir, comisión, burócrata, congreso, moción, comité, y órgano. Para colmo, la escena en el Senado Galáctico resulta excesivamente ridícula por tratar un problema demasiado simple de una forma tan seria.

 

Darth Maul

 

5º.- ¿Por qué Darth Maul sólo abrió la boca en dos escenas para decir una frase tan breve en cada una? ¡Qué lástima! El aspecto del villano y su arma molaron, pero no resultó ni carismático ni memorable por culpa del guión.

6º.- ¿Qué son los midiclorianos? Son formas de vida microscópica que residen en todas las células vivas, con las que estamos en simbiosis, que viven juntas para beneficio mutuo. Sin los midi-clorianos, la vida no existiría, ni conoceríamos la existencia de la Fuerza. Ellos nos hablan continuamente comunicándonos la voluntad de la Fuerza. Cuando aprendas a acallar tu mente, los oirás.

…Y fue así cómo se destrozó el origen mágico de la Fuerza. Para colmo, no casan dentro de las reglas establecidas en los episodios IV, V, VI.

 

Boss Nass

El asqueroso Boss Nass

 

7º.- El rey de los Gungans, Boss Nass, es insoportable. Resulta antipático y asqueroso.

8º.- La animación de los personajes digitales no está a la misma altura que los que aparecieron en las películas animadas de Pixar, salvo Sebulba.

9º.- De todas las batallas de naves, la menos emocionante está en este primer capítulo, y la intervención de Anakin Skywalker en la misma resulta demasiado forzada y difícil de masticar.

10º.- Algunos decorados debieron haber sido construidos en la vida real y no diseñados con ordenadores. Por ejemplo: El palacio de Boss Nass.

 

Terence Stamp como el Canciller Valorum

El actor Terence Stamp como Valorum

 

11º.- Terence Stamp, quien interpretó aquí al Canciller Valorum, está completamente desperdiciado en esta cinta.

 

CURIOSIDAD

 

Cameos de ETs en La amenaza fantasma

Cameos de ETs en “La amenaza fantasma”

 

CONCLUSIÓN PERSONAL

 

Entiendo las razones por las que se decidió eliminar “La amenaza fantasma” del Orden Machete, y yo encontré los siguientes.

En primer lugar, parte de la gracia de “La guerra de las galaxias” estaba en la introducción de elementos de las leyendas artúricas como Merlín y la magia, encarnados en la película original en el personaje de Obi-Wan y en el poder de la Fuerza. Pero Lucas lo mandó al traste al inventarse los midiclorianos, y lo hizo para acercar la saga aún más a la ciencia-ficción y, así, hacerle la competencia a su eterna rival, “Star Trek”, puesto que esta última, con la serie de TV “Star Trek: La nueva generación”, arrebató a finales de los 80 a gente que, hasta ese momento, había sido fan de la creación de Lucas.

¡Craso error! La saga de la familia Skywalker iba más por los derroteros de “Cristal oscuro”, “Willow”, y “La princesa prometida”, teniendo de ciencia-ficción sólo los diferentes planetas, los aliens, el armamento y el entorno espacial de estética post-moderna.

En segundo lugar, si no era suficiente introducir los Ewoks en “El retorno del Jedi” para hacer de “Star Wars” más familiar, el director decidió crear a los Gungan, la especie con el vocabulario más difícil de entender en una película del género fantástico. Ni con los subtítulos en español fui capaz de entender en ocasiones a Jar Jar.

Binks es otro de los grandes errores de esta saga porque, para que éste cayera bien entre el público -no sólo a los fans, sino a la gente normal-, debería haber hecho menos tonterías, usar una dicción menos enrevesada, utilizar gracietas menos pueriles y simples y, por supuesto, realizar alguna heroicidad. Desde el punto de vista de un fan de la saga “Superdetective en Hollywood”, “Los cazafantasmas” o “Regreso al futuro”, creo que para que las aventuras de los Skywalker se modernizaran con dignidad, el director debió haber incluido algún personaje del estilo de Axel Foley, Bill Murray, Dan Aykroyd, Michael J. Fox o Christopher Lloyd. Lo digo porque muchos de los que amamos en su momento la trilogía original también amábamos aquellas películas. Con Jar Jar Binks se tuvo la oportunidad de hacerlo y, desgraciadamente, fue desperdiciada.

En cuarto lugar, resulta molesto que George Lucas desperdiciase también la ocasión para introducir nuevos escenarios, naves, y personajes memorables para la historia del cine como lo fueron las que aparecieron en las anteriores. No lo fueron debido a que fueron diseñados por ordenador, y el guión no hizo justicia ni a los personajes ni a la mayoría de los actores que los interpretaron.

Darth Maul debió haber sido un gran villano, pero no lo fue por culpa de las dos líneas de diálogo que dijo en toda la película. Lo peor para el actor que lo encarnó, Ray Park, fue que le doblaron la voz en la versión final.

Y sigo sin comprender los motivos para que Natalie Portman, después de trabajar con directores como Luc Besson (fue la compañera de Jean Reno en “León, el profesional”), Michael Mann en “Heat”, Tim Burton en “Mars attacks!”, y Woody Allen en “Todos te dicen I love you”, acabara entregando no sólo el peor trabajo de la trilogía de las precuelas, sino de toda su filmografía.

¡¡ATENCIÓN: SPOILERS!!

Lo peor para mí fue matar a Qui-Gon Jinn al final, porque fue, junto con Obi-Wan, el mejor personaje de toda la trilogía precuela. Debería haber sido mejor que muriera al comienzo de “El ataque de los clones”, y el motivo está claro como el agua: El Consejo Jedi encarga a Jinn y a Anakin Skywalker proteger a una Amidala convertida en senadora, pero el atentado sucedería como lo conocemos en la película final. Así, Qui-Gon y el señuelo de Padme morirían en ese instante.

Esto que parecería ridículo no lo sería tanto. En el primer episodio de la segunda temporada de la serie “Las guerras clon” de Genndy Tartakovsky -estoy hablando de aquella animada en 2D, no en 3D-, se descubrió porqué Anakin le tenía manía a Obi-Wan: El chaval quería que Jinn fuera su maestro, no Kenobi, y lo malo para el joven Skywalker es que todavía no había superado aquella pérdida.

¡¡FIN DE SPOILERS!!

¿Qué quieren que yo diga respecto a Jake Lloyd? Soy de los pocos a los que les cayó simpático este chaval, aunque reconozco que el enfoque que se le dio al personaje en esta entrega no lo hacía interesante. Pero el pobre chaval no tiene culpa del mismo. Dentro de las circunstancias en las que se movió Anakin, el chico lo hizo bastante bien, aunque pienso que le sobra algún “Whooo” durante la escena de la batalla de naves. Pero si el director de “American graffiti” tuvo pensado desde el principio que Padme fuera la madre de los hijos de Skywalker, me temo que se equivocó: La gente sintió mucho asco que sucediera una cosa así.

Lo más triste sería que “Terminator 2: El juicio final” (James Cameron, 1992) y “Parque jurásico” (Steven Spielberg, 1993), ambas muy anteriores a “Star wars. Episodio I: La amenaza fantasma” (George Lucas, 1999), aguantaron mucho mejor el paso del tiempo debido a que ambas no abusaron de los efectos visuales creados por ordenador. Es más, si uno echa un vistazo a los “Cómo se hizo…” de la cinta de Cameron, se sorprenderán de que algunos de los efectos especiales eran físicos.

NOTA: 4/10

A pesar de todos estos problemas, no estoy en absoluto de acuerdo con lo que los fans de “La guerra de las galaxias” dicen sobre el primer capítulo. Tengo algunos familiares mucho más jóvenes que yo a los que les gusta esta saga, y me dijeron que para nada “La amenaza fantasma” era la peor de la saga, puesto que los episodios II y III les resultaron aburridos comparados con el I. Antes de terminar, quiero expresar que estoy de acuerdo con ellos porque, aunque personalmente salve de la quema “La venganza de los Sith”, lo peor estaba aún por llegar…

De todas formas, en lugar de ofrecer una crítica sobre “El ataque de los clones”, prefiero analizar cada capítulo de las aventuras de los Skywalker según el “Orden Machete” y, al final, ofrecer una reflexión sobre la saga y dejar claro si ese orden es una buena idea.

 

…y éste fue el tráiler honesto que los chicos de Screen Yunkies hicieron para la versión en 3D de la película