Archivo para “Constantino Romero”

Ciclo “La guerra de las galaxias” (Parte 5)

Posted in "Lucasfilm", Acción, Ciencia-ficción, Cine, Críticas, Fantasía, Tráilers, Vídeos with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on julio 23, 2017 by Vinny

Crítica de “Star wars. Episodio III: La venganza de los Sith”

 

 

LO MEJOR

1º.- Ewan McGregor entregó aquí la mejor actuación de toda la trilogía.

2º.- Ian McDiarmid como Palpatine.

3º.- La voz de Frank Oz como Yoda.

4º.- El diseño de las naves es el más atractivo de esta trilogía.

5º.- Los decorados.

6º.- Los duelos de sables-láser son numerosos y espectaculares.

7º.- La transición de una democracia a una dictadura sí resulta en este contexto creíble.

8º.- El diseño del general Grievous.

9º.- La partitura de John Williams.

10º.- La animación del Yoda digital está más lograda que en la entrega anterior.

11º.- La espectacular secuencia del inicio del filme, de lo poco que aguantó bien el paso del tiempo.

12º.- El montaje de la secuencia de la caída del Consejo Jedi.

13º.- Aunque los duelos Palpatine-Yoda y Anakin-Obi-Wan estén montados en paralelo, son emocionantes y fáciles de seguir, no como el clímax de “La amenaza fantasma”, porque en aquella teníamos:

a) La batalla entre los Gungans y los droides de la Federación.

b) El asalto al Palacio de Naboo.

c) La batalla de las naves.

d) El duelo de los Jedi contra Darth Maul.

Como fue mucha información y también estaban montados en paralelo, no podías disfrutarlo tan bien.

14º.- Los efectos sonoros.

15º.- Los efectos visuales, aunque no todos aguantaron bien el paso del tiempo.

16º.- Aquí encontramos más escenarios construidos que en las dos entregas anteriores.

17º.- La excelente voz que le otorgó el actor Matthew Wood a Grievous.

 

EN TÉRMINO MEDIO

1º.- Jimmy Smits como el Senador Bail Organa.

2º.- Natalie Portman como Padmé. Su trabajo es soportable, pero el problema es que no hace gran cosa aquí.

3º.- Silas Carson como el virrey Nute Gunray.

 

LO PEOR

1º.- Tras haber sido visionadas las películas de la trilogía original, “La venganza de los Sith” (2005) termina siendo predecible.

2º.- Los midiclorianos vuelven a ser nombrados, echando por tierra el carácter mágico y místico de la Fuerza y haciendo menos creíble el motivo de Anakin para convertirse al lado oscuro.

3º.- La cinta sólo rescata los aspectos de las aventuras de capa y espada, y del cine de samuráis, pero el resto no tiene nada que ver con el espíritu de la trilogía original.

4º.- La obra desperdicia la oportunidad de hablar de los problemas de lo que sucede cuando la religión se relaciona demasiado con la política.

5º.- La película se adaptó para los que vieron la serie animada “Las guerras clon” de Genndy Tartakovsky (creador de las series “El laboratorio de Dexter”, “Las supernenas”, “Samurai Jack”, y del díptico “Hotel Transilvania”), pero una persona que no la haya seguido le importará muy poco que un villano de esa serie como es el General Grievous aparezca por aquí.

6º.- En general, las escenas de naves no han aguantado bien el paso del tiempo, porque en muy poco tiempo surgieron series anime que superaban en impacto y espectacularidad lo hecho en la trilogía de las precuelas. Incluso las nuevas entregas de “Star Trek” superaban en este aspecto a esta entrega, y eso que la primera de las que dirigió J.J. Abrams se estrenó en 2009. Teniendo en cuenta que “La venganza de los Sith” data de 2005, permitidme que os diga que, es este aspecto, la cinta de Lucas ha envejecido demasiado pronto. Pero profundizaré más sobre este apartado en mi reflexión final.

7º.- Hayden Christensen sólo es creíble cuando es uno de los héroes del filme. Pero, cuando se convierte en uno de los villanos, su actuación deja de serlo y, a partir de ahí, la película empieza a ir cuesta abajo, salvándose en pocos momentos.

8º.- Samuel L. Jackson y Christopher Lee están desaprovechados, y es una pena porque ambos son actores más que buenos. ¡¡ATENCIÓN: SPOILER!! Para que disfrutásemos mejor del segundo actor, quien debió haber muerto al comienzo del filme era Grievous y no el Conde Dooku. ¡¡FIN DE SPOILER!!

9º.- El doblaje que se hizo en España es realmente espantoso: El de “Batman begins” a su lado podía pasar por bueno, y eso que el de la película de Nolan no lo era tampoco.

10º.- El encuentro entre Kenobi y Grievous debió haber ocurrido mejor en Kashyyyk en lugar de Geonosis, porque el primer planeta es mucho más vistoso y atractivo que el segundo. Una pena que el mundo de Chewie salga tan poco.

11º.- La caracterización de Ian McDiarmid como el emperador desfigurado no es creíble debido al pésimo maquillaje.

12º.- El aspecto de Peter Mayhew como Chewbacca no es tan simpatico como el de otros episodios de “La guerra de las galaxias”.

13.- ¿Por qué los trajes de algunos soldados de la República Galáctica estaban realizados con ordenadores? ¿Tanto costaba crearlos en la vida real más que en el digital?

 

EL FALLO TONTO MÁS PERDONABLE: George Lucas no respeta el destino de Padme Amidala que se dijo en “El retorno del Jedi” (1983). ¡¡ATENCIÓN: SPOILER!! Si Padme muere tras el parto, ¿cómo es posible que Leia dijera en el episodio VI que recordaba que su auténtica madre estaba siempre muy triste y que murió joven? ¡¡FIN DE SPOILER!!

 

CONCLUSIÓN PERSONAL

Lo reconozco, las precuelas fueron una decepción total por varios detalles que molestaron mucho a los seguidores, entre algunas razones estuvieron las siguientes:

1º.- Quitarse pronto de en medio a Qui-Gon Jinn, interpretado por Liam Neeson, que era el personaje que más molaba de esta trilogía.
2º.- Infantilizar más todavía esta saga con un ser tan poco gracioso como Jar Jar Binks -cualquier compañero de aventuras de Jennifer Connelly en “Dentro del laberinto” era más gracioso que él-. 3º.- Narrar en “El ataque de los clones” la historia de amor más sosa y aburrida del mundo del Séptimo Arte. Incluso el romance que se vió en “Memorias de África” tenía más enjundia.
4º.- Los midiclorianos acabaron con el aspecto mágico y místico relacionado con la Fuerza.
5º.- Abusar demasiado del uso de los ordenadores.

De todas las precuelas que aparecieron, la única que me entretuvo fue ésta, pero eso no significa que sea una obra redonda, puesto que el interés de una película, ya sea de aventuras, de ciencia-ficción, de fantasía o de acción, depende de sus villanos también. El episodio III cuenta con tres villanos -el Conde Dooku, interpretado por Christopher Lee, aquí no cuenta por salir sólo al principio-: El general Grievous, Darth Sidious (Ian McDiarmid), y Darth Vader (Hayden Christensen). El primero es más que decente y está bien doblado, pero si no viste la serie animada “Star Wars: The Clone Wars” te dará igual. El segundo está genial, fabuloso. McDiarmid es un gran actor. Ojalá le contraten pronto para otra película para la gran pantalla, porque se lo merece. Desgraciadamente no puedo opinar lo mismo de Christensen, porque este chaval sólo es creíble mientras está interpretando al héroe, pero esa credibilidad se pierde cuando se convierte en uno de los malos del filme.

La música, la escenografía y los efectos especiales son excelentes, y las vestimentas son las menos horteras de toda esta trilogía.

Ewan McGregor sí trabajó muy bien su papel como Obi Wan, y lo mismo digo de la voz de Frank Oz para Yoda. Jimmy Smits (“La ley de Los Ángeles” y “NYPD Blue (1993)”) y Natalie Portman (“Cisne negro”) están medianamente aceptables. Lamentablemente, Christopher Lee y Samuel L. Jackson, buenos actores ambos, están muy desaprovechados. Ambos deberían haber salido más. Respecto a lo de Peter Mayhew como Chewie, sinceramente, me parece un desperdicio por no hacer nada destacable en toda la cinta salvo dar una idea de que, de no ser por Yoda, Obi Wan y Chewbacca jamás se habrían llegado a conocer.

Sin embargo, el episodio III sí funciona al tratar de demostrar lo que sucede cuando un gobierno republicano o democrático acaba haciendo pactos con terroristas y dictadores… que termina convirtiéndose en otra dictadura, y una frase que dijo Padme lo demuestra:

 

La frase de la película - 1

 

La frase de la película - 2

 

MI NOTA: 5’5/10.

 

De todas formas, sigue lejos de lo que se hizo en las más viejas. No la recomiendo a todo el mundo, porque si eres fan de Darth Vader, como lo eran algunos de mis amigos, acabarás defraudado. De todas formas, tras terminar la saga me dí cuenta de que, personalmente, preferiría respetar a George Lucas más por crear a Indiana Jones que por “Star wars”, aunque piense que él haya sido el cineasta de su generación que más daño ha hecho al mundo del cine.

Por cierto, después de ver esta película, tengo que expresar lo siguiente: Tengo la impresión de que Lucas no repasó bien lo que se narró en “El retorno del Jedi” al cometer un fallo de continuidad respecto a los recuerdos que Leia tenía de su madre, y me parece que no lo hizo porque siente vergüenza del resultado de los episodios IV-V-VI.

La próxima de la que hablaré será del episodio VI, “El retorno del Jedi”. Así, finalizaremos el repaso de las aventuras de la familia Skywalker según el “Orden Machete”. Y después, ofreceré mi reflexión sobre lo que nos ofreció hasta ahora la saga y, por último, se analizarán “El despertar de la Fuerza”, la nueva entrega que ha sido dirigida por J.J. Abrams, y “Rogue One”, en las que George Lucas no intervino.

 

Anuncios

Ciclo “La guerra de las galaxias” (Parte 3)

Posted in "Lucasfilm", Acción, Aventuras, Ciencia-ficción, Cine, Críticas, Fantasía with tags , , , , , , , , , , , , , , , on enero 5, 2017 by Vinny

Crítica de la primera versión de El imperio contraataca (Irvin Kershner, 1980)

 

 

NOTA: Se analizará la versión doblada del filme, puesto que no tuve la suerte de comprar esta primera versión en VHS, y en DVD fue lanzada después de una primera edición de un pack que incluía la trilogía original. En lugar de comprar las mismas películas de nuevo, me decidí a bajarme los montajes originales con calidad láserdisc de Internet.

 

LO MEJOR

 

1.- La voz de Constantino Romero para Darth Vader.

 

2.- Vader resulta aquí un magnífico villano.

 

3.- Yoda, aunque aquí fuese una marioneta, sus movimientos y gestos están logrados con soberbios resultados por Frank Oz.

 

4.- La partitura de John Williams.

 

5.- Mark Hamill como Luke Skywalker.

 

6.- Harrison Ford y Carrie Fisher sí que forman una pareja de enamorados creíble, y su romance en pantalla no llega a ser tan cursi, indiferente y falto de inteligencia como aquel narrado en “El ataque de los clones”. Aquí, lejos de demostrar la estupidez de los enamorados, ayuda a alcanzar un nivel de madurez que no poseían en el primer acto de la obra

 

7.- Billy Dee Williams como Lando Carlrisian.

 

8.- C-3PO es más gracioso en esta entrega.

 

9.- Los efectos especiales.

 

10.- Los decorados.

 

11.- La estupenda ambientación de los planetas Dagoba y Hoth.

 

12.- El duelo entre Luke y Darth Vader.

 

LO PEOR

 

1.- El final está excesivamente abierto obligándonos a ver “El retorno del Jedi”.

 

2.- En la versión de 1980, la ciudad de Bespin resulta demasiado fría. En este aspecto sí que le ganó la edición especial de la cinta estrenada en 1997.

 

 

NOTA: 8/10

CONCLUSIÓN PERSONAL

 

A pesar del final abierto, “El imperio contraataca” fue el episodio que mejor aguantó el paso del tiempo, y lo hizo gracias a un romance nada cursi y sí más creíble, la increíble ambientación de los planetas Dagoba y Hoth, la animación de Yoda, el gran trabajo de los actores, el duelo final, el humor de C-3PO, la puesta en escena de Irvin Kershner, la escena de los asteroides, y el guión de Lawrence Kasdan con míticas frases que pasaron a la historia del cine en boca de Han, Leia y Vader. Todos estos elementos ayudaron a engrandecer todavía más lo conseguido en la obra anterior, llegando esta vez incluso a gustar a gente que no quedó convencida con la película original o, simplemente, detestaba la saga en general. Cuando una cosa así se consigue, entonces hay que reconocer que hubo mucho mérito en Kershner y en Kasdan por sus aportaciones.

 

Lástima que no se superaran en el siguiente capítulo: El sindicato de directores multó tras el estreno de “El imperio contraataca” a George Lucas y al director del filme por no empezar primero por los títulos de crédito iniciales. Aquello provocó que la major 20th Century Fox, en lugar de apoyar al cineasta californiano y a su amigo, estuviese cabreada con ellos a pesar de la gran cantidad de dinero que el episodio V había generado. Fue tal el disparate que vivió Alan Ladd Jr., el presidente de la compañía por aquel entonces, que decidió dimitir. Fue tal la decepción que por eso Irvin decidió no rodar “El retorno del Jedi”. Decisión que años más tarde confesó que había lamentado porque, para él, lo que hizo Richard Marquand no estuvo a la altura, aunque reconoció que, aún así, la película le salió muy bien.

 

Pero, para muchos, el cierre de esta trilogía no hizo justicia a la saga. Pero eso será otro capítulo de este repaso a las aventuras de la familia Skywalker. Recordemos que estamos repasándolas según el “Orden Machete”, es decir, IV, V, II, III, y VI. El siguiente artículo estará dedicado a “El ataque de los Clones”.

Ciclo “La guerra de las galaxias” (Parte 2)

Posted in "Lucasfilm", Acción, Aventuras, Ciencia-ficción, Cine, Críticas, Fantasía with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , on noviembre 6, 2016 by Vinny

Crítica de “Star wars. Episodio IV: Una nueva esperanza”

 

El “Orden Machete” de “Star Wars” comenzaba con el episodio IV. Por eso empezamos con un mashup de la trilogía original inspirado en el tercer avance de “El despertar de la Fuerza”…

 

 

…y ¡¡SORPRESA!! ¿A que no os lo esperabais?

 

 

Que conste que no odio “Star Wars”. La razón por la cual decidí incluir el tráiler honesto fue porque, por muchos méritos que tenga esta obra para ser recordada para bien -los cuales son reconocidos por el equipo detrás de este avance honesto, Screen Yunkies-, no es la obra perfecta que mucha gente cree que es. Como vísteis en el vídeo, no todo lo que desapareció de la versión original en las ediciones posteriores era bueno.

Pero también concuerdo con otro punto que señalaron los Yunkies: El episodio IV se fue a echar a perder por culpa de las criaturas digitales que fueron añadidas desde 1997, ya que estropeaban el conjunto. Por eso, la versión que se analizará aquí es la estrenada originalmente en 1977.

 

LO MEJOR

 

1º.- Harrison Ford.

2º.- Mark Hammil.

3º.- Peter Cushing.

4º.- Alec Guiness.

5º.- Los revolucionarios que fueron los efectos especiales para su época.

6º.- Los decorados.

7º.- El dúo C-3PO (Anthony Daniels) y R2-D2 (Kenny Baker) resulta muy gracioso.

8º.- El logrado remontaje que hicieron Marcia Lucas, Richard Chew y Paul Hirsch, porque el primer montaje que tuvo la película original era un auténtico desastre.

9º.- La impactante secuencia de inicio del filme.

10º.- El diseño de las distintas naves.

11º.- La forma en la que George Lucas renovó la fantasía espacial: Mediante la introducción de elementos del cine del oeste, capa y espada, de samuráis, las leyendas artúricas, el mundo del cómic, las películas de piratas, y las películas bélicas de la II Guerra Mundial, y añadiendo otros de la espiritualidad protestante.

12º.- Los efectos de sonido.

13º.- La partitura de John Williams.

14º.- David Prowse como la parte física de Darth Vader.

15º.- James Earl Jones como la voz del villano.

 

TÉRMINO MEDIO

 

1º.- Carrie Fisher como la princesa Leia Organa.

2º.- Peter Mayhew como Chewie.

3º.- El dúo Phil Brown y Shelagh Fraser como los tíos Owen y Beru.

 

LO PEOR

 

1º.- Que la gente piense que “Star wars” fue una saga infantil o para toda la familia desde su inicio, cuando lo cierto era que inicialmente no estuvo concebida así. Es más, George Lucas, admirador del cine de Akira Kurosawa, pensó en principio en el actor Toshiro Mifune para el rol de Darth Vader.

2º.- Cuando Lucas adaptó los elementos propios de los cómics, también lo hizo con sus defectos, como que los puntos débiles de algunos enemigos resultaban demasiado fáciles de encontrar. Se debe destacar este punto debido a que el punto flaco en el diseño de la Estrella de la Muerte resulta muy ingenuo desde el punto de vista de un espectador de hoy en día.

3º.- Algunas líneas de diálogo de los miembros del Imperio Galáctico son demasiado largas y rebuscadas, problema que también sucedía en algunos instantes de “El halcón maltés”.

4º.- Me cuesta creer que se incluyera en su momento la toma en la que unos soldados de asalto del Imperio, cuando pasan por una puerta, la cabeza de uno de ellos choca con la parte de arriba de la misma. ¿Tanto trabajo habría costado haber rodado ese instante de nuevo?

 

NOTA: 8’5/10

 

CONCLUSIÓN PERSONAL

 

Cuando quise saber cómo recibieron los fans el final de la trilogía de las precuelas, me dediqué a ver en la web eCartelera los comentarios de la gente que vió en su momento “La venganza de los Sith”, y me encontré con el comentario de un tío que se hizo llamar Moore, el cual hablaba mal de esta saga pero, por desgracia, lo hacía sin tener ni idea de lo que estaba hablando. Según él, los fenómenos relacionados con series como “Caillou” o “Dora, la exploradora” eran normales porque sólo interesaban a la gente durante un determinado periodo de tiempo, mientras que lo de “Star Wars” no era normal, porque Moore creyó que esta saga era para niños, y que no comprendía porqué a alguna gente mayor le seguía gustando. Además, este hombre tuvo una mala experiencia con unos niñatos inmaduros que eran fans de la obra de Lucas. De todas formas, mi conclusión sobre este tipo de seguidores la expondré en mi reflexión sobre lo que nos ofreció esta saga hasta ahora.

Como a mí no me gusta ese tipo de seguidores, mi análisis será más serio y objetivo, y lo que expondré a continuación es lo mismo que me habría encantado decirle a este hombre si lo tuviera delante…

Lo volveré a decir: La guerra de las galaxias” nunca estuvo pensada para ser una saga para niños, puesto que su creador, George Lucas, quiso a Toshiro Mifune para el rol de Darth Vader, y Mifune no hacía películas para niños. Por desgracia, el actor japonés lo rechazó pensando que sí lo era. Es más, mi padre fue a ver al cine la obra original en 1977, cuando él tenía 23 años, y le encantó. Si realmente hubiese sido una película infantil, dudo mucho que él me la recomendase cuando yo tenía 14 años. Por lo tanto, cuando leo una comparación de “Star Wars” con productos como “Caillou” o “Dora, la exploradora”, la verdad… es que no habría podido evitar reirme de un acto tan absurdo como ese.

Y aclaro: El hecho de que a me guste “Star wars” no significa que yo tenga que ser a la fuerza el típico inmaduro que me guste jugar con espadas-láser, porque eso es algo que dejé de hacer a los 12 años. El que crea que la única grandeza de la saga galáctica sea la creación de dichos sables es que no ha comprendido las auténticas razones por las que pasó a la historia.

Aquí dejo el enlace: http://www.ecartelera.com/peliculas/la-guerra-de-las-galaxias-episodio-3-la-venganza-de-los-sith/criticas/

A todos aquellos que piensen como Moore: Por favor, no baséis vuestras críticas de esta licencia en una mala experiencia con unos niños ratas que creen ser frikis…

Pero La guerra de las galaxias no pasó a la historia únicamente por la creación de ese arma, ni por utilizar el merchandising para recuperar la inversión -hecho que criticó hasta la exageración Mel Brooks en “La loca historia de las galaxias”-, lo hizo por integrar dentro de escenarios propios de la ciencia-ficción rasgos de otros géneros cinematográficos:

1.- El género de piratas: la película original empieza con un abordaje.

2.- El cine de samurais: Darth Vader.

3.- Las aventuras de capa y espada: los mosqueteros aquí son los Caballeros Jedi y sus espadas son sables láser.

4.- El western: Han Solo es un cowboy del espacio, y Mos Aisley es un lugar que, sin los aspectos fantásticos y tecnológicos, podría haber aparecido en una de este género. Además, la cantina es el perfecto lugar en el que, tras un tiroteo, la gente prefiere seguir escuchando música en lugar de quedarse mirando la desgracia que ocurrió justo donde están.

5.- Las leyendas artúricas: los que adiestran al héroe, Obi-Wan y Yoda, se pueden considerar magos como Merlín, el poder de la Fuerza es la Magia, y Vader entra aquí como el caballero negro de la función que secuestra a la damisela y, por supuesto, aquí también tenemos una princesa.

6.- La espiritualidad protestante: Luke iba de blanco en la película original.

7.- Las películas de la II Guerra Mundial: algunos soldados del imperio parecen salidos de películas de nazis. Además, las escenas de naves estuvieron inspiradas en el documental “La batalla de San Pietro”, dirigida por John Houston.

Pero dejadme deciros que, si la gente sólo valora el fenómeno teniendo en cuenta únicamente las seis películas, ahí sí que estoy entonces de acuerdo con los detractores. Lo que pasó es que esta saga galáctica no sólo sobrevivió gracias al cine y al merchandising, sino también gracias al mundo de la viñeta, puesto que Marvel Comics y Dark Horse publicaron cómics inspirados en este universo, las novelas literarias que continuaban lo visto en las películas, y los videojuegos que LucasArts programó inspirándose en las aventuras galácticas y en las del famoso arqueólogo Indiana.

Es por eso que Lucas ha conservado bastante bien a sus fans… ¡hasta que las precuelas aparecieron a partir de 1999! Otro día me extenderé sobre este aspecto.

El autor de este texto creció con la trilogía del arqueólogo – sí, leísteis bien, para mí “Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal” no existe en absoluto, – y con las sagas de acción como “La jungla de cristal” con Bruce Willis, “Terminator” con Arnold Schwarzenegger, y “Arma letal” con Mel Gibson y Danny Glover, y sigue viendo la trilogía clásica de “Star Wars”, cuya estética post-moderna, aunque muchos no lo crean, es mucho más atractiva de lo que dan a entender los que se disfrazan con esas vestimentas horteras de las precuelas.