Archivo para “Peter Cushing”

Ciclo “La guerra de las galaxias” (Parte 8)

Posted in "Disney", "Lucasfilm", Acción, Aventuras, Ciencia-ficción, Críticas, Fantasía, Tráilers, Vídeos with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on junio 27, 2018 by Vinny

Crítica de “Rogue One: Una historia de Star Wars” (Gareth Edwards, 2016)

 

Tráiler final en español

 

 

Avances en versión original

 

 

A FAVOR

 

1º.- Felicity Jones como Jyn Erso.

 
2º.- Diego Luna como Cassian Andor.

 
3º.- Alan Tudyk como el divertido androide K-2SO.

 
4º.- Donnie Yen aporta frescura a la saga al interpretar a una especie de luchador samurái ciego llamado Chirrut Îmwe. Es un punto a favor porque nunca antes se vio un personaje de este estilo en este universo, y Yen hizo creíble a este personaje.

 
5º.- Mads Mikkelsen como Galen Erso. En la versión original de la película, su actuación sorprende, ya que normalmente estamos acostumbrados a ver Mads siendo el villano de la película desde “007: Casino Royale” y, sin embargo, también es capaz de interpretar a personajes que no tienen nada que ver con esa función.

 
6º.- Forest Whitaker como el desequilibrado extremista rebelde Saw Gerrera, personaje al que el mismo actor otorgó su voz en la serie animada.

 
7º.- Ben Mendelsohn hizo de Orson Krennic un buen villano. Gracias a este trabajo, el actor logró participar en “Readey Player One” de Steven Spielberg.

 
8º.- La caracterización del gobernador Moff Tarkin realmente está excelentemente conseguida: Aunque se nota un poco que su mandíbula está animada por ordenador, su apariencia y la actuación de Guy Henry hacen justicia tanto a Peter Cushing como al personaje.

 
9º.- Otra sobresaliente caracterización es la de Genevieve O’Reilly como Mon Mothma, ya que es idéntica a la que tuvo la actriz británica Caroline Blakiston en “El retorno del Jedi”, y eso que la irlandesa O’Reilly ya interpretó a este personaje en “La venganza de los sith” y aquí ella le hizo justicia a la anterior.

 
10º.- Alistair Petrie como el General Draven.

 
11º.- El rescate de James Earl Jones como la voz de Darth Vader: El trabajo del actor que la dobló para el doblaje español es bastante digno, y eso que Constantino Romero ya no está con nosotros.

 
12º.- La escena del ataque final de Darth Vader: Respeta completamente la esencia de este villano. Fue una idea del montador de la obra que es totalmente bienvenida.

 
13º.- Las escenas de acción están bien dirigidas y montadas, y no defraudan debido a que se aprovechan para ofrecer situaciones nunca vistas en las otras entregas que nunca llegan a desentonar dentro de la continuidad.

 
14º.- El diseño de los decorados, vehículos, atrezzo y vestuario: Incluso los nuevos introducidos para la ocasión respetan el estilo de lo visto en la trilogía original.

 
15º.- La ambientación está fenomenalmente lograda: Realmente llegas a creer que lo narrado en este spin-off tenga lugar antes del episodio IV, es decir, la película original que rodó George Lucas en 1977. En otras palabras, no existen incoherencias en su relato, y se respeta enormemente la continuidad respecto a lo que pasará después.

 
16º.- Los que disfrutaron de las precuelas estarán también aquí de enhorabuena: vuelven Jimmy Smits, quien encarnó a Bail Organa en los episodios II y III, y Genevieve O’Reilly como la Mon Mothma de “La venganza de los Sith”.

 
17º.- Los efectos visuales, aunque generados por ordenador, se ven mucho más realistas que los de las precuelas y los de “Star Wars: El despertar de la fuerza”: Buen trabajo de los encargados en aquel apartado.

 
18º.- El bloque temático dedicado a la invasión al complejo de seguridad imperial en el planeta Scarif es totalmente asombroso: El movimiento de las naves es tan suave como en las películas del periodo 1977-1983.

 

MENCIÓN HONROSA ESPECIAL A LOS GUIONISTAS Y AL MONTADOR

 

¿Cuál es la razón? Pues el rescate de Drewe Henley como el Jefe Rojo y de Angus MacInnes como el Líder Oro a través del material de archivo. Ambos actores ya aparecieron en “La guerra de las galaxias: Una nueva esperanza” (George Lucas, 1977).

 

TÉRMINO MEDIO

 

1º.- Ben Daniels como el General Merrick de la Alianza Rebelde.

 
2º.- Paul Kasey y Stephen Stanton como el Almirante Raddus: El segundo fue quien otorgó su voz a la criatura.

 
3º.- La partitura de Michael Giacchino es respetuosa con la obra de John Williams, pero podría haber sido más memorable.

 

EN CONTRA

 

1º.- Wen Jiang como Baze Malbus: El problema no es el actor. Se podría haber aprovechado más al personaje que encarna, no se trata sólo de las escenas de acción, sino a que no tiene demasiados diálogos.

 
2º.- La caracterización de la princesa Leia: Aunque se respete la fisonomía del rostro de Carrie Fisher, la animación deja un tanto que desear, porque parece más un dibujo animado que otra cosa.

 
3º.- El doblaje al castellano no hizo justicia a Felicity Jones, ni a Mads Mikkelsen, ni a Diego Luna: Resultan un tanto frías y aburridas escuchar sus voces españolas.

 
4º.- Algunas escenas se podrían haber quedado perfectamente en la sala de montaje, ya que, además de entorpecer el ritmo del relato, su contribución al desarrollo de la trama es nula.

 
Ejemplo 1: la escena en la que vemos a Jyn Erso tras el rótulo de “Rogue one”. ¿Para qué incluirla si después es rescatada por los Rebeldes?

 
Ejemplo 2: La escena de los recuerdos de la protagonista tampoco aporta mucho del personaje, salvo lo mucho que Galen quería a su hija.

 
5º.- El ritmo de la narración puede no funcionar con algunos espectadores. Es más, Carlos Boyero confesó que se durmió durante su visionado.

 
6º.- Un sector del público puede que no llegue aquí a empatizar con ninguno de los héroes principales de la trama.

 
7º.- Se echan de menos algunas escenas que sí se vieron en el segundo avance.

 

 

CONCLUSIÓN

 

Esta entrega fue una auténtica alegría para muchos fans que conozco, incluso lo fue para mí. Con “Rogue one” conocí la manera en que funcionaban los espías de la Alianza Rebelde, aspecto que nunca vimos en ningún momento de los episodios IV-V-VI. Otra novedad fue introducir a un personaje como Chirrut Îmwe (Donnie Yen), ya que nunca se vio a un personaje así en esta saga. Incluso es bienvenida la idea de tratar de explotar el humanismo de los personajes a través de fotogramas de tonos oscuros y de estéticas frías al estilo “Batman begins”, objetivo bastante logrado de parte de Gareth Edwards, ya que así él consiguió por un momento que “Star Wars” se adaptara a los tiempos en los que el público estaba interesado en el cine de Christopher Nolan… hasta que llegó “Los últimos Jedi” y echó por tierra dicha oportunidad.

Con “Rogue one” también estuve de acuerdo con mis amigos ‘warsies’ y yo en que aquí la continuidad con lo narrado más tarde estaba excelentemente conseguida comparado con lo visto en el episodio III, “La venganza de los Sith”, porque cambiarle el destino a Padme en esa entrega tras lo que se dijo en “El retorno del Jedi” carece de toda lógica.

No comprendo porqué en el diario “El País” se dijo que este spin-off era una obra innecesaria. Es para discrepar con los críticos de ese periódico, no sólo por los motivos anteriormente nombrados. Gracias a la obra de Gareth Edwards, los guionistas Chris Weitz y Tony Gilroy consiguieron justificar de forma creíble porqué la Estrella de la Muerte tenía ese punto flaco durante su construcción, disminuyendo así el componente inocente de la trama de la cinta original.

En definitiva, “Rogue one” es una de las mejores producciones relacionados con “La guerra de las galaxias” en su etapa Disney, desde mi punto de vista sólo superada por “Han Solo: Una historia de Star Wars” de Ron Howard. Pero eso será en el siguiente capítulo de nuestro ciclo dedicado a la saga.

 

NOTA: 7’5/10

 

LA PREGUNTA: ¿Cómo es posible que, con un presupuesto de 200 millones de dólares, aquí los efectos visuales sean mejores que los de “Star Wars: El despertar de la fuerza”? ¿Cómo es posible eso, si el episodio VII costó 250 millones sin contar los gastos de publicidad?

Si queréis más, a continuación, se ofrecerá un vídeo con 7 datos curiosos sobre este primer spin-off.

 

 

Anuncios

Ciclo “La guerra de las galaxias” (Parte 2)

Posted in "Lucasfilm", Acción, Aventuras, Ciencia-ficción, Cine, Críticas, Fantasía with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , on noviembre 6, 2016 by Vinny

Crítica de “Star wars. Episodio IV: Una nueva esperanza”

 

El “Orden Machete” de “Star Wars” comenzaba con el episodio IV. Por eso empezamos con un mashup de la trilogía original inspirado en el tercer avance de “El despertar de la Fuerza”…

 

 

…y ¡¡SORPRESA!! ¿A que no os lo esperabais?

 

 

Que conste que no odio “Star Wars”. La razón por la cual decidí incluir el tráiler honesto fue porque, por muchos méritos que tenga esta obra para ser recordada para bien -los cuales son reconocidos por el equipo detrás de este avance honesto, Screen Yunkies-, no es la obra perfecta que mucha gente cree que es. Como vísteis en el vídeo, no todo lo que desapareció de la versión original en las ediciones posteriores era bueno.

Pero también concuerdo con otro punto que señalaron los Yunkies: El episodio IV se fue a echar a perder por culpa de las criaturas digitales que fueron añadidas desde 1997, ya que estropeaban el conjunto. Por eso, la versión que se analizará aquí es la estrenada originalmente en 1977.

 

LO MEJOR

 

1º.- Harrison Ford.

2º.- Mark Hammil.

3º.- Peter Cushing.

4º.- Alec Guiness.

5º.- Los revolucionarios que fueron los efectos especiales para su época.

6º.- Los decorados.

7º.- El dúo C-3PO (Anthony Daniels) y R2-D2 (Kenny Baker) resulta muy gracioso.

8º.- El logrado remontaje que hicieron Marcia Lucas, Richard Chew y Paul Hirsch, porque el primer montaje que tuvo la película original era un auténtico desastre.

9º.- La impactante secuencia de inicio del filme.

10º.- El diseño de las distintas naves.

11º.- La forma en la que George Lucas renovó la fantasía espacial: Mediante la introducción de elementos del cine del oeste, capa y espada, de samuráis, las leyendas artúricas, el mundo del cómic, las películas de piratas, y las películas bélicas de la II Guerra Mundial, y añadiendo otros de la espiritualidad protestante.

12º.- Los efectos de sonido.

13º.- La partitura de John Williams.

14º.- David Prowse como la parte física de Darth Vader.

15º.- James Earl Jones como la voz del villano.

 

TÉRMINO MEDIO

 

1º.- Carrie Fisher como la princesa Leia Organa.

2º.- Peter Mayhew como Chewie.

3º.- El dúo Phil Brown y Shelagh Fraser como los tíos Owen y Beru.

 

LO PEOR

 

1º.- Que la gente piense que “Star wars” fue una saga infantil o para toda la familia desde su inicio, cuando lo cierto era que inicialmente no estuvo concebida así. Es más, George Lucas, admirador del cine de Akira Kurosawa, pensó en principio en el actor Toshiro Mifune para el rol de Darth Vader.

2º.- Cuando Lucas adaptó los elementos propios de los cómics, también lo hizo con sus defectos, como que los puntos débiles de algunos enemigos resultaban demasiado fáciles de encontrar. Se debe destacar este punto debido a que el punto flaco en el diseño de la Estrella de la Muerte resulta muy ingenuo desde el punto de vista de un espectador de hoy en día.

3º.- Algunas líneas de diálogo de los miembros del Imperio Galáctico son demasiado largas y rebuscadas, problema que también sucedía en algunos instantes de “El halcón maltés”.

4º.- Me cuesta creer que se incluyera en su momento la toma en la que unos soldados de asalto del Imperio, cuando pasan por una puerta, la cabeza de uno de ellos choca con la parte de arriba de la misma. ¿Tanto trabajo habría costado haber rodado ese instante de nuevo?

 

NOTA: 8’5/10

 

CONCLUSIÓN PERSONAL

 

Cuando quise saber cómo recibieron los fans el final de la trilogía de las precuelas, me dediqué a ver en la web eCartelera los comentarios de la gente que vió en su momento “La venganza de los Sith”, y me encontré con el comentario de un tío que se hizo llamar Moore, el cual hablaba mal de esta saga pero, por desgracia, lo hacía sin tener ni idea de lo que estaba hablando. Según él, los fenómenos relacionados con series como “Caillou” o “Dora, la exploradora” eran normales porque sólo interesaban a la gente durante un determinado periodo de tiempo, mientras que lo de “Star Wars” no era normal, porque Moore creyó que esta saga era para niños, y que no comprendía porqué a alguna gente mayor le seguía gustando. Además, este hombre tuvo una mala experiencia con unos niñatos inmaduros que eran fans de la obra de Lucas. De todas formas, mi conclusión sobre este tipo de seguidores la expondré en mi reflexión sobre lo que nos ofreció esta saga hasta ahora.

Como a mí no me gusta ese tipo de seguidores, mi análisis será más serio y objetivo, y lo que expondré a continuación es lo mismo que me habría encantado decirle a este hombre si lo tuviera delante…

Lo volveré a decir: La guerra de las galaxias” nunca estuvo pensada para ser una saga para niños, puesto que su creador, George Lucas, quiso a Toshiro Mifune para el rol de Darth Vader, y Mifune no hacía películas para niños. Por desgracia, el actor japonés lo rechazó pensando que sí lo era. Es más, mi padre fue a ver al cine la obra original en 1977, cuando él tenía 23 años, y le encantó. Si realmente hubiese sido una película infantil, dudo mucho que él me la recomendase cuando yo tenía 14 años. Por lo tanto, cuando leo una comparación de “Star Wars” con productos como “Caillou” o “Dora, la exploradora”, la verdad… es que no habría podido evitar reirme de un acto tan absurdo como ese.

Y aclaro: El hecho de que a me guste “Star wars” no significa que yo tenga que ser a la fuerza el típico inmaduro que me guste jugar con espadas-láser, porque eso es algo que dejé de hacer a los 12 años. El que crea que la única grandeza de la saga galáctica sea la creación de dichos sables es que no ha comprendido las auténticas razones por las que pasó a la historia.

Aquí dejo el enlace: http://www.ecartelera.com/peliculas/la-guerra-de-las-galaxias-episodio-3-la-venganza-de-los-sith/criticas/

A todos aquellos que piensen como Moore: Por favor, no baséis vuestras críticas de esta licencia en una mala experiencia con unos niños ratas que creen ser frikis…

Pero La guerra de las galaxias no pasó a la historia únicamente por la creación de ese arma, ni por utilizar el merchandising para recuperar la inversión -hecho que criticó hasta la exageración Mel Brooks en “La loca historia de las galaxias”-, lo hizo por integrar dentro de escenarios propios de la ciencia-ficción rasgos de otros géneros cinematográficos:

1.- El género de piratas: la película original empieza con un abordaje.

2.- El cine de samurais: Darth Vader.

3.- Las aventuras de capa y espada: los mosqueteros aquí son los Caballeros Jedi y sus espadas son sables láser.

4.- El western: Han Solo es un cowboy del espacio, y Mos Aisley es un lugar que, sin los aspectos fantásticos y tecnológicos, podría haber aparecido en una de este género. Además, la cantina es el perfecto lugar en el que, tras un tiroteo, la gente prefiere seguir escuchando música en lugar de quedarse mirando la desgracia que ocurrió justo donde están.

5.- Las leyendas artúricas: los que adiestran al héroe, Obi-Wan y Yoda, se pueden considerar magos como Merlín, el poder de la Fuerza es la Magia, y Vader entra aquí como el caballero negro de la función que secuestra a la damisela y, por supuesto, aquí también tenemos una princesa.

6.- La espiritualidad protestante: Luke iba de blanco en la película original.

7.- Las películas de la II Guerra Mundial: algunos soldados del imperio parecen salidos de películas de nazis. Además, las escenas de naves estuvieron inspiradas en el documental “La batalla de San Pietro”, dirigida por John Houston.

Pero dejadme deciros que, si la gente sólo valora el fenómeno teniendo en cuenta únicamente las seis películas, ahí sí que estoy entonces de acuerdo con los detractores. Lo que pasó es que esta saga galáctica no sólo sobrevivió gracias al cine y al merchandising, sino también gracias al mundo de la viñeta, puesto que Marvel Comics y Dark Horse publicaron cómics inspirados en este universo, las novelas literarias que continuaban lo visto en las películas, y los videojuegos que LucasArts programó inspirándose en las aventuras galácticas y en las del famoso arqueólogo Indiana.

Es por eso que Lucas ha conservado bastante bien a sus fans… ¡hasta que las precuelas aparecieron a partir de 1999! Otro día me extenderé sobre este aspecto.

El autor de este texto creció con la trilogía del arqueólogo – sí, leísteis bien, para mí “Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal” no existe en absoluto, – y con las sagas de acción como “La jungla de cristal” con Bruce Willis, “Terminator” con Arnold Schwarzenegger, y “Arma letal” con Mel Gibson y Danny Glover, y sigue viendo la trilogía clásica de “Star Wars”, cuya estética post-moderna, aunque muchos no lo crean, es mucho más atractiva de lo que dan a entender los que se disfrazan con esas vestimentas horteras de las precuelas.